106-101: LeBron se ventila a los Jazz pero los Lakers pierden a Anthony Davis

0
174
EFE/EPA/ETIENNE LAURENT SHUTTERSTOCK OUT

Los Ángeles (EE.UU.), (EFE).- Noche agridulce para Los Ángeles Lakers. LeBron James, con 15 de sus 33 puntos en el último cuarto, lideró una heroica remontada ante los Utah Jazz (106-101) pero los angelinos perdieron una vez más por lesión a Anthony Davis, que se hizo un esguince en el tobillo derecho.
Davis se torció el tobillo al caer sobre el pie de Rudy Gobert y dejó mudo al estadio de los Lakers con enormes gestos de dolor.
El pívot abandonó la cancha sin poder apoyar el pie y los aficionados se temían lo peor, pero los Lakers aseguraron después que no hay fractura en el tobillo y señalaron, sin dar una fecha de vuelta, que Davis será reevaluado tras el All-Star.
Davis tiene un largo historial de problemas físicos y ya se perdió casi un mes y medio de competición esta temporada por una lesión en la rodilla.
Al margen de Davis, que hasta su esguince era el mejor de los Lakers (17 puntos en 17 minutos), la noticia de este miércoles fue la espectacular remontada que encabezó LeBron entre triples épicos y penetraciones monstruosas.
Los de púrpura y oro perdían por 12 puntos a falta de 6.35 (80-92) y acabaron el encuentro con un extraordinario parcial de 26-9.
Russell Westbrook (17 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias) y Austin Reaves (9 puntos y 4 rebotes) fueron fundamentales en el arreón final.
Los Lakers se recuperaron así de tres derrotas seguidas y cortaron la racha de los Jazz, que llegaban por las nubes tras haber ganado seis partidos seguidos.
Hasta la explosión de LeBron, Donovan Mitchell había sido el dueño absoluto del partido con 37 puntos y 5 asistencias.
El español Juancho Hernangómez no tuvo minutos en los Jazz.
La anécdota entre el público fue la presencia en primera fila de Aaron Donald, estrella de Los Ángeles Rams que acaban de ganar el Super Bowl y a quien se le vio celebrando varias jugadas con LeBron.

DAVIS BRILLA HASTA LA LESIÓN
Con poderío en defensa y valentía ante Rudy Gobert en ataque, Anthony Davis protagonizó el prometedor arranque de los Lakers (8-0 con 9.45 por jugarse).
Russell Westbrook también entró con buen pie al partido, pero los Jazz replicaron desde el perímetro con cuatro triples entre Donovan Mitchell y Bojan Bogdanovic (19-18 a falta de 4.46).
Con el resto de jugadores prácticamente como espectadores, Davis (15 puntos con 6 de 7 en tiros) y Mitchell (15 puntos con 4 de 7 en tiros y 5 de 5 desde la personal) se midieron en un atractivo cara a cara que resultó en tablas tras el primer cuarto (27-27).
Jordan Clarkson, la mejor bala de los Jazz en el banquillo, empezó a ponerse las botas en penetración ante una defensa de los Lakers demasiado permisiva (33-35 con 7.38 para el descanso).
Los angelinos parecían haber perdido algo de chispa, pero todo quedó en segundo plano con la lesión de Davis a falta de 3 minutos para el descanso.
Como si se hubieran quedado sin energía, los locales se dejaron llevar (53-46) frente a los Jazz de un soberbio Mitchell en la primera mitad (26 puntos).

LEBRON SALVADOR
Los Lakers salieron con quinteto bajo ante la ausencia de Davis pero Royce O’Neale se despertó tras una primera parte hibernando y metió 10 puntos en el tercer cuarto (63-75 con 3.14 por jugarse).
Parecía que los Lakers no tenían suficientes armas ante los de Utah.
Sin embargo, Malik Monk y LeBron James mantuvieron al equipo a tiro de piedra de sus rivales (72-79).
Muy constantes, los Lakers trataron de alcanzar a los Jazz pero los visitantes conservaron su ventaja en torno a la decena de puntos con Clarkson aparcando cualquier duda (80-90 con 7.11 para el final).
Ahí empezó la remontada.
La casta de Austin Reaves y Russell Westbrook al contraataque hizo creer una vez más a unos Lakers que llevan toda la temporada recurriendo a la épica (89-94 con 4.32 por jugarse).
Y pocos hay mejores en ese terreno para las cosas imposibles que LeBron, quien anotó 10 puntos seguidos, hilando penetraciones arrolladoras con triples deslumbrantes, que dejaron pasmados y por detrás a los Jazz (99-96 a falta de 1.24).
Un triple de Bogdanovic ajustó el marcador en el último minuto, pero Reaves con un otro triple y Westbrook desde la línea de personal -mientras LeBron pedía a todo el estadio que estuviera en silencio- sellaron una fantástica remontada de los Lakers.
David Villafranca

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here