114-107. Los Celtics golpean dos veces

0
298
EFE/EPA/CJ GUNTHER

Redacción deportes (EE.UU.), (EFE).- Con una nueva sobresaliente actuación de equipo, los Boston Celtics remontaron una desventaja de 17 puntos y vencieron por 114-107 a los Brooklyn Nets, lo que les permitió dar un golpe en la mesa y sumar una ventaja 2-0 en la serie de primera ronda de los ‘playoffs’ de la NBA.
Tras la victoria sobre la bocina del primer partido, con obra de arte de Jayson Tatum, los Celtics disputaron un partido completo, ofensivamente brillante y defensivamente agresivo, como demuestran los 10 puntos concedidos a Kyrie Irving los solo nueve de Kevin Durant en tiros de campo.
Boston viajará ahora a Brooklyn con una ventaja 2-0, tras ganar dos partidos de alta intensidad, y con la historia a su lado, pues solo perdió una serie de ‘playoffs’ en 41 precedentes cuando ganó los dos primeros partidos.
Fue una vez más la unión de equipo en marcar la diferencia para los Celtics. Jaylen Brown destacó con 22 puntos, pero hasta siete jugadores terminaron por encima de los diez puntos.
Jayson Tatum aportó 19 puntos, con seis rebotes, diez asistencias y un tremendo esfuerzo defensivo que ayudó a anular a las estrellas de los Nets.

IRVING Y DURANT, FRENADOS
Irving, que había anotado 39 puntos en el primer partido, apenas anotó diez, con un cuatro de trece en tiros, mientras que Durant terminó con 27 puntos, pero 18 de ellos llegaron desde la línea de libres.
‘KD’ tuvo un modesto cuatro de 17 en tiros y perdió seis balones, además de llegar cargados de faltas a los minutos decisivos.
Y eso que no les faltó determinación a los Nets en su segunda visita al TD Garden. Al ritmo de Bruce Brown, con 12 puntos, y de Kevin Durant, con 10, el equipo de Steve Nash se hizo con nueve puntos de ventaja en el primer período, al tirar con un promedio del 59 por ciento.
Los Celtics fueron sostenidos por los ocho puntos de Grant Williams, saliendo del banquillo, aunque los Nets mostraron más agresividad y convicción, como demostraban los once rebotes a cinco del primer cuarto.
Los Nets mantuvieron sus excelentes porcentajes y llegaron al ecuador de encuentro con diez puntos de ventaja (65-55), con un 60 por ciento en tiros de campo y un 50 por ciento en triples, liderados por un sobresaliente Goran Dragic, quien anotó trece puntos en ocho minutos.

LOS NETS DESPERDICIAN 17 PUNTOS DE VENTAJA
El exjugador de Miami le dio a los Nets una ventaja que tocó los 17 puntos en el 62-45, pero los Celtics crecieron tras el descanso y llegaron a igualar en el 79-79, gracias a un gran tiro en suspensión de Daniel Theis.
Una vez más, como ya ocurrió en el primer partido, los dos equipos prolongaron su cara a cara hasta el final, en un duelo técnico, físico y mental.
Los Celtics, empujados por su público, aumentaron su competitividad y tiraron de unión de equipo para construir un contundente parcial de 14-2 que les dio cinco puntos de ventaja a seis minutos del final.

TATUM, DECISIVO
Lo hicieron con un Tatum decisivo en los dos lados de la pista, con un robo a Irving y un taponazo a Durant, y unos Jalen Brown y Payton Pritchard que encadenaban jugadas de altísima dificultad.
Fue Brown, con un triple tras una gran pelea en la pintura de sus compañeros, en conectar el triple del 99-94.
La defensa de los Celtics apenas concedió dos puntos a los Nets en ocho minutos y, en ataque, los de Udoka cargaron de faltas a Durant, ya cinco con cuatro minutos por jugar.
Se encargó Tatum de rematar, con un maravilloso triple que subió el 108-96 al marcador y que ampliaba el abismo creado por su equipo en el cuarto final, con un inapelable 23-6.
Con los Nets ya hundidos, los últimos minutos fueron una fiesta de los Celtics, en los que Marcus Smart, con una excelente canasta con la mano izquierda, abrió el camino hacia el definitivo 114-107.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here