114-111: Boston Jr. y Morris derriban a los Celtics con mucho sufrimiento

0
104

Los Ángeles (EE.UU.), (EFE).- Brandon Boston Jr. ignoró su apellido y Marcus Morris puso la puntilla en la muy sufrida victoria de Los Angeles Clippers sobre unos Boston Celtics (114-111) en los que Marcus Smart dio una increíble exhibición de defensa y sacrificio.
Con un indudable guiño irónico, el novato Boston Jr. tuvo ante los Celtics su mejor noche en su muy breve carrera en la NBA y deslumbró con 27 puntos (9 de 13 en tiros) y 4 robos.
También brilló en los Clippers el veterano Marcus Morris, que sumó 20 puntos y 4 rebotes y que anotó un triple crucial en el desenlace cuando los nervios estaban atenazando a los angelinos.
Paul George no jugó por una lesión en un codo.
Los Celtics remaron a contracorriente en toda la segunda parte e incluso tuvieron un triple sobre la bocina de Jayson Tatum (29 puntos y 10 asistencias) que habría forzado la prórroga.
Aunque al final se quedó sin premio, Smart estuvo soberbio en defensa y provocó innumerables pérdidas y errores del balón que permitieron a los Celtics soñar con la remontada.
Smart acabó el encuentro con 16 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias y 4 robos.
Los Celtics se marchan de la ciudad californiana con dos derrotas ya que el martes cayeron ante sus históricos enemigos, Los Angeles Lakers.
El dominicano Al Horford consiguió 11 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias en 35 minutos para los de Boston.
Los españoles Serge Ibaka y Juancho Hernangómez se quedaron sin jugar en los Clippers y los Celtics, respectivamente.
Nico Batum regresó con los Clippers tras más de dos semanas en el protocolo del coronavirus en una noche en Los Ángeles con muchísimas camisetas verdes en la grada.

LA REVELACIÓN DE BOSTON JR.
Recogiendo el guante por la ausencia de Paul George, Reggie Jackson empezó con ganas el partido mientras los Celtics fiaban su puesta en escena al acierto desde el triple de Jayson Tatum y Al Horford (10-12 con 6.51 por jugarse).
Terance Mann exhibió músculo en ataque y Luke Kennard avisó de su puntería en el perímetro, pero los Celtics crearon una mínima ventaja gracias a una defensa más ajustada y compenetrada que la de los locales (24-28).
Las urgencias de los angelinos pasaban por mejorar cuanto antes sus ajustes defensivos, algo que hicieron en el arranque del segundo cuarto mientras Isaiah Hartenstein imponía su ley en la zona de los Celtics (31-32 a falta de 9.25 para el descanso).
Al buen momento de los Clippers se sumó la excitante novedad desde el banquillo de Brandon Boston Jr., que desdibujó a los Celtics con 15 puntos en menos de diez minutos (42-54 a falta de 2.44).
Todo le salía a los Clippers, tanto que Reggie Jackson dejó en los suelos a Dennis Schröder antes de meter un triple que enloqueció a sus fans.
En cambio, los Celtics desconectaron en defensa y acumularon 8 pérdidas de balón en el segundo cuarto para irse al vestuario con malas sensaciones tras un extraordinario triple sobre la bocina del Boston Jr. (51-63).

SMART EMPUJA Y CASI GANA
Ivica Zubac había pasado desapercibido en la primera mitad pero se dejó notar en la pintura nada más empezar el tercer cuarto.
Los visitantes empezaban a perder la paciencia y Tatum se llevó una técnica por protestar.
El duelo seguía siendo de los Clippers, que ganaban todos los balones divididos y que demostraban varios puntos más de energía que sus rivales.
Además, tenían a Boston Jr., que nada más volver a la pista enchufó un triple para forzar un nuevo tiempo muerto de los Celtics (55-71 con 8.09 en el reloj).
No tardó en llegar la primera ventaja de más de 20 puntos, pero los Clippers se relajaron en exceso y Marcus Smart aprovechó ese momento de debilidad para acercar a los suyos (78-68 a falta de 3.57).
Los de Boston se animaron al contraataque y Tatum, que ya opositaba a héroe de la noche, logró un gran dos más uno y una estupenda penetración para meter el miedo a unos Clippers paralizados de repente (78-73 con 2.45 por disputarse).
Sin embargo, los Celtics quisieron ir demasiado rápido y cometieron demasiadas imprecisiones tratando de culminar la machada (87-78).
Todavía recuperándose del susto, los Clippers se dejaron llevar por el tino en el tiro de Boston Jr. y Morris frente a unos Celtics con Horford y Schroder sumando esfuerzos (96-87 a falta de 7.11).
La incansable e impresionante entrega de Smart, forzando faltas y fallos de los Clippers, llevó a los Celtics a ponerse a solo 5 puntos en la recta final (108-103 con 1.42 en el reloj).
Morris conectó un gran triple que fue recibido como agua bendita por los Clippers, pero Smart era una máquina de robar y recuperó un balón más para un mate de Tatum (111-109 a falta de 22.9 segundos).
En los tiros libres, Zubac no tembló y así terminó la encomiable resistencia de los Celtics.
David Villafranca

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here