128-110: Los Mavericks se aprovechan y le propinan otra bofetada a los Lakers

0
173
Fotografía de archivo en la que se registró a Luka Doncic, base esloveno de los Mavericks de Dallas, quien aporto un triple doble (el No. 46 en su carrera) de 34 puntos, 12 rebotes y 12 asistencias para guiar el triunfo de su equipo 128-110 sobre los Lakers de Los Ángeles. EFE/Karen Pulfer Focht

Redacción deportes, (EFE).- Los Mavericks y Luka Doncic se aprovecharon de la ausencia de LeBron James para colocar un escandaloso 82-56 en la primera mitad del partido y propinar a los Lakers tal sopapo que envió a los de Los Ángeles a 1959, cuando el equipo residía en Minneapolis.
De paso, Doncic hizo el 46 triple doble de su carrera y empató con el histórico Wilt Chamberlain en el quinto lugar en la clasificación del mayor número de triples dobles con más de 30 puntos. Ante los Lakers, Doncic hizo 34 puntos, 12 rebotes y 12 asistencias.
El jugador esloveno terminó el partido como el máximo anotador a pesar de que no jugó ni un solo segundo en el último cuarto. Pero su actuación en la primera mitad fue suficiente para que el marcador final se quedase en 128-110 en un partido en el que los locales llegaron a ganar de 37 puntos.
Hay que remontarse al 27 de febrero de 1959, cuando los Boston Celtics se impusieron a los Minneapolis Lakers por 173-139, para encontrar otro partido en el que el equipo de Los Ángeles hubiese encajado tanto puntos en la primera mitad. Entonces, los de Boston les hicieron 83 en la primera mitad.
En la noche del martes, los Mavs, capitaneados por Doncic, humillaron a los Lakers con un parcial de 82-56 en los primeros 24 minutos del partido, mientras James y Anthony Davis, ambos lesionados, miraban con incredulidad desde el banquillo angelino.
Doncic hizo 25 puntos en la primera mitad, de los que 17 llegaron en el primer cuarto.
En los Mavericks, además de Doncic, otros seis jugadores hicieron más de 10 puntos ante los Lakers pero ninguno llegó a la veintena. Reggie Bullock fue el segundo mejor anotador de los de Dallas, con 17 puntos.
En los Lakers, Malik Monk hizo 28 puntos, con 6 triples de 10 intentos, y Russell Westbrook 25 puntos, además de 8 rebotes y 6 asistencias.
Solo la falta de interés de los Mavs en la segunda mitad del partido evitó que los Lakers saliesen del American Airlines Center de Dallas con más de 150 puntos en su contra.
Tras el partido, el entrenador de los Mavs, Jason Kidd, que entre 2019 y 2021 fue entrenador asistente de los Lakers, intentó otorgar dignidad al equipo de Los Ángeles al declarar que respeta a su antiguo equipo y que “Malik jugó bien, Rus (Westbrook) jugó bien”.
“Pero nuestro equipo se hizo cargo de la situación desde el principio, estableció el tono y jugó tres excelentes cuartos”, añadió Kidd.
Efectivamente, desde el inicio del partido, los Mavericks se aprovecharon sin misericordia del abismal partido defensivo de los Lakers.
Si ante buenas defensas, Doncic es peligroso, ante el quinteto inicial formado por Westbrook, Monk, Dwight Howard, Stanley Jonson y Austin Reaves, el esloveno estuvo como Pedro por su casa.
Doncic abrió el marcador con una fácil entrada a canasta en la que no encontró ninguna oposición. Y siguió con un asistencia en alley-oop a Dwight Powell que se ha convertido en una de las jugadas favoritas de la pareja de los Mavs.
Antes de que los más de 20.000 espectadores del American Airlines Center se pudiesen terminar de sentar, los Mavs estaban 8-0 arriba, con 6 puntos de Doncic, 1 asistencia y 1 rebote.
Y mientras los Mavs machacaban a los Lakers, los de Los Ángeles estaban descoordinados en defensa y timoratos en ataque.
Frank Vogel, el entrenador de los Lakers, intentó recomponer a su equipo. La entrada de D.J. Agustine por Westbrook a falta de 4 minutos para el final del primer cuarto no cambió las carencias defensivas de su equipo y los Mavs terminaron los 12 primeros minutos con un parcial de 11-0 que dejaba el marcador en 43-25.
A partir de ese bofetón inicial, los Lakers actuaron como pollo sin cabeza mientras que los Mavs se cansaban de agujerear la defensa angelina.
Tras el descanso, los Mavs alcanzaron su máxima ventaja, 37 puntos, con un nuevo triple de Doncic que colocó en el marcador un 99-62 a falta de 8 minutos para el final del tercer cuarto.
Con el partido más que resuelto los Mavericks se relajaron y Doncic, con un nuevo triple doble en el bolsillo, se quedó sentado todo el cuarto periodo.
Sin el esloveno en la cancha, los Mavs sólo anotaron 15 puntos en los últimos 12 minutos, por 26 de los Lakers, lo que dejó el marcador en 128-110, una cifra que limitó la humillación del equipo de Los Ángeles.
Ahora, los Lakers están el puesto 11 de la Conferencia Oeste, fuera de los play-in, mientras que los Mavericks son el cuarto equipo de la división occidental.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here