129-109. Booker y Paul dejan tocado a Doncic

0
298
El esloveno Luka Doncic de los Dallas Mavericks, en una fotografía de archivo. EFE/EPA/ETIENNE LAURENT

Redacción deportes (EE.UU.), (EFE).- Unas actuaciones estelares de Devin Booker, con 30 puntos, y Chris Paul, con 28 y 20 de ellos en la segunda mitad, le dieron un contundente triunfo por 129-109 a los Phoenix Suns frente a los Dallas Mavericks del esloveno Luka Doncic, para tomar ventaja 2-0 en las semifinales de la Conferencia Oeste.
Pese a llegar al último período con solo seis puntos de desventaja, los Mavs se vinieron abajo ante unos Suns que mostraron su hambre de gloria, liderados por un magnífico Chris Paul, en busca de un anillo que coronaría una ya histórica carrera.
Los Suns se confirmaron como bestia negra de los Mavs, contra los que llevan diez victorias consecutivas y no pierden desde el 29 de noviembre de 2019, y llegarán el próximo viernes a Dallas con una valiosa ventaja que les acerca a las finales del Oeste.
Paul llevaba ocho puntos al descanso y terminó con 28, seis rebotes y ocho asistencias, apoyado por un Booker que aportó 30, con cuatro rebotes y cuatro asistencias.
El equipo de Mounty Williams frustró la noche de Doncic, quien firmó 35 puntos, cinco rebotes y siete asistencias, pero acabó los últimos minutos sentado en el banquillo, viendo a su equipo ya sin opciones de salir de Phoenix con una victoria.
Se quedó sin gran apoyo de sus compañeros, pues el segundo mejor anotador fue Reggie Bullock, con 16 puntos. Spenser Dinwiddie tuvo un buen arranque de partido, pero terminó con solo once puntos y tres de diez en tiros.

DONCIC, 24 PUNTOS AL DESCANSO
Arrancaron como un tiro los Suns, con un 9-0 y un 12-2 al ritmo de Mikal Bridges y DeAndre Ayton, pero en los Mavericks Doncic no tardó en ejercer de líder y activó a sus compañeros con jugadas de enorme calidad.
El esloveno permitió a su equipo recortar el margen a cuatro puntos al acabar el primer cuarto (32-28) y se salió en el segundo período. Llevaba ya 24 puntos y seis asistencias al descanso, con cuatro triples y jugadas de técnica y fuerza física en la pintura.
Le apoyó un Davis Bertans que conectó tres triples en la primera mitad y los Mavs llegaron a tener cinco puntos de ventaja en el 43-38, frente a unos Suns en los que Jae Crowder dominaba en los triples e intercambiaba señales y provocaciones con el propio Doncic.
Sin embargo, el número 77 de los Mavs no perdió lucidez y anotó los últimos nueve puntos de su equipo para darle una ventaja de dos puntos (60-58) al descanso, tras una primera mitad en la que ambas franquicias tuvieron altos porcentajes en tiros. Los Mavs tiraron con un 55 % de acierto y los Suns, con un 57 %.
Los texanos se atascaron al comienzo del tercer cuarto y fallaron seis intentos seguidos desde el perímetro, lo que favoreció un parcial de Phoenix para escaparse 74-66.
Y si Doncic solo anotó dos puntos en el tercer período, fue Reggie Bullock, con once puntos y tres triples consecutivos, en encargarse de igualar el choque en el 78-78.
Eso sí, Shamet y Booker, con dos valiosas canastas consiguieron poner seis puntos de margen en el 89-83 para entrar en el cuarto período con una valiosa ventaja.

PAUL, INCONTENIBLE
Los Suns nunca habían perdido este año en las 51 ocasiones en las que llegaron líderes al descanso y Paul prolongó esta tremenda racha con unas jugadas estelares en el último período.
A los siete tempraneros puntos de Doncic, ‘CP3’ contestó con un triple y tres exquisitas canastas de dos puntos para forzar el tiempo muerto de Jason Kidd en el 103-93.
El base de los Suns también forzó un balón perdido de unos Mavs que no pudieron aguantar el ímpetu de sus rivales.
Los Suns sellaron un parcial de 21-7 para incrementar su margen hasta el 110-93 y Devin Booker fue quien sentenció con tres triples consecutivos para el 119-95.
Paul y Booker en los Suns, y Doncic en los Mavs, vieron los últimos cuatro minutos sentados en sus respectivos banquillos, pensando ya en el próximo desafío.
La serie se desplazará este viernes a Dallas, donde se disputarán el tercer y cuarto encuentro, con los Mavs obligados a encomendarse a su público para cambiar la dinámica del cruce con los reyes del Oeste.
Andrea Montolivo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here