27 C
McAllen
Sunday, May 22, 2022
InicioPortadaAño Nuevo y el calendario que nos rige

Año Nuevo y el calendario que nos rige

Con motivo de cumplirse un año más de historia en nuestro convulsionado mundo y celebrar con fundadas esperanzas la inmensa mayoría de sus habitantes una era de paz, justicia y bienestar en el que se inicia creemos interesante para nuestros lectores hacer una breve reseña histórica del calendario que nos rige y que marca así el final y principio de un nuevo año.

Sus orígenes pueden situarse en la fundación de Roma en el año 753 o 754 A.C. por Rómulo, iniciador a su vez de la primera dinastía monárquica en la incipiente Italia de entonces. Uno de sus sucesores, Numa Pompilio, reacondicionó el calendario vigente en Roma que estaba conformado por diez meses con 304 días, siendo marzo su primer mes. Gracias a su gestión fueron incorporados al calendario dos nuevos períodos, a saber: Januaries y Februaries en homenaje a Jano el rey de dos caras, legendario en la región e historia de Roma el primero y, el segundo a la purificación de las mujeres mediante golpes y sacrificios con correas, februm, y comenzar el año sin pecados en una ceremonia que designaban Februalia.

De esta manera el año calendario quedaba constituido por doce meses, pero iniciándose el mismo con Martius (Marte) el Dios de la guerra: Aprillis palabra derivada del griego “Afhrodita” diosa de la belleza y el amor que representa nuestro actual Abril; sigue Maia, diosa de la primavera y el crecimiento (para el hemisferio Norte) como el Mayo de nuestra era; Juno, esposa de Júpiter y protectora de los matrimonios y nacimientos, constituye nuestro actual Junio; Julio, que anteriormente designaban en Roma como “Quintilis” o quinto mes del año, fue rebautizado por el Senado en homenaje a Julio César lo que se  hizo efectivo el mismo año en que lo asesinaron sus enemigos políticos; Augustus fue también una designación del Senado Romano para honrar a su emperador Augusto, soberano y heredero de Julio César; Septiembre debe su nombre a ser el séptimo mes en el antiguo calendario romano, al igual que Octubre el octavo, Noviembre el noveno y Diciembre el décimo.

Todos los nombres naturalmente traducidos del latín al español y demás lenguas europeas. Dado el hecho que numerosos cambios de días en los meses establecidos (doce en total) durante el gobierno de Julio César en Roma, este calendario se le designó como “Juliano”, el año 47 A.C.

Más tarde, en el Siglo IV D.C. el monje Dionisio el Exiguo (designado así por su pequeño tamaño) introdujo en Italia y el resto de la Europa la “Era Cristiana”, designada así por iniciar el año calculado por él como nacimiento de Cristo, el Primero  de nuestra cronología. Debido a errores de cálculo por el monje mencionado de cuatro a cinco años y a la duda en cuanto a la fecha exacta de la fundación de Roma tomada como origen (753-754-755 A.C.), el año primero de nuestra era puede no coincidir exactamente con la fecha del nacimiento de Cristo. Además, Dionisio adoptó como primer día del año, el 25 de marzo día de la Anunciación y no el primero de enero por no ser éste aún, el inicial del nuevo calendario.

Posteriores modificaciones y rectificaciones finiquitadas en tiempo del Papa Gregorio XIII, en 1572 a 1585, ratificaron definitivamente el año calendario de los doce meses actuales con sus días definitivos cada uno y el año bisiesto cada cuatro años a fin de compaginar exactamente el calendario astronómico con el civil de 365 días, 6 horas y 15 minutos.

De estas últimas modificaciones nació lo que conocemos hoy en día como el “Calendario Gregoriano” descendiente como ya vimos, del primitivo romano mejorado y adaptado a los tiempos que vivimos.

No todos los países participaron desde un principio en estas rectificaciones y mucho tardaron en implantar el 1º. de enero como fecha inicial del año, cosa que hoy en día prácticamente es acatada por todo el mundo.

Finalmente debemos recordar a nuestros amables lectores que, mientras en el Hemisferio Norte la Navidad y el Día de Año Nuevo se celebran durante el más crudo invierno, en el Hemisferio Sur la canícula imperante sería capaz de derretir toda la nieve acumulada en el Norte.

La administración y personal de El Periódico U.S.A. aprovecha para desear a todos sus lectores y colaboradores Paz, Salud y Bienestar en estas fechas navideñas y en el Nuevo Año que se inicia.

(Artículo de los archivos de este medio informativo escrito originalmente por Don Guillermo Letelier Llona)

El Periódico USAhttps://elperiodicousa.com/
Al servicio de la comunidad hispana del sur de Texas y noreste de México
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments