Atención de salud mental sin costo a través de clínicas de Orientación y Formación a la comunidad

• De la UTRGV

Por Diana Grace Partida

Como parte del compromiso de la Universidad del Valle del Río Grande (UTRGV) por ayudar a la comunidad a recibir atención de salud mental sin costo, esta institución abrió sus clínicas de Orientación y Formación a la comunidad.
Aquí se ofrecen servicios de consejería gratuitos a familias, niños, adolescentes, parejas y adultos. Los servicios de terapia son realizados en ambos idiomas inglés y español para personas de todas las edades.
Los terapistas en las clínicas son estudiantes que están completando los estudios ya sea para maestría o doctorado y que a su vez les ayudará a perfeccionar sus habilidades y obtener sus respectivas licencias.
La UTRGV cuenta con dos clínicas de este tipo, una en el campus de Edinburg y otra en el Campus Brownsville.
Celinda Quintanilla, directora de ambas clínicas, manifestó que los clientes conocen acerca de los servicios por medio de una variedad de canales, incluyendo consultorios médicos, enfermeras y consejeros escolares, agencias comunitarias, ferias de salud y de Tropical Texas Behavioral Health.
“Del mismo modo la gente conoce acerca de nuestros servicios a través de los medios sociales y de boca en boca“, dijo Quintanilla.
“Nuestros clientes se dividen aproximadamente la mitad entre niños / adolescentes y la otra mitad adultos. Pueden ser tan jóvenes como de 6 años, y nuestro cliente mayor hasta la fecha han sido una persona de 78 años de edad”.
Todos los estudiantes son supervisados muy de cerca.
Como Consejero Profesional Licenciado Supervisor, Quintanilla, junto con otras dos personas, supervisan a los pasantes, durante todo el proceso de acumulación de horas de prácticas con los clientes en las clínicas.
Entre los temas más comunes se trabaja con el dolor y pérdida de seres queridos, problemas alimenticios, conflictos familiares, problemas de pareja, rendimiento escolar, manejo de estrés, ira y agresión, y ansiedad, depresión, entre muchos otros.
Pese a que todos los procesos son supervisados, la terapia es segura, confidencial, de gran ayuda y una buena manera de buscar soluciones y explorar alternativas.

PIE
Celinda Quintanilla, Directora de las Clínicas de Orientación y Formación.