Aurora Díaz Austin y su ejemplar aportación comunitaria

Acompañada por su hija Aurora, Doña Aurora Díaz Austin, nos mostró gran número de fotos, documentos, memorias, álbumes, recortes de publicaciones que testimonian una gran actividad comunitaria.

(Primera de dos partes)

Cuando Aurora Díaz Austin hizo su arribo a las oficinas de El Periódico USA para  hacerle una entrevista, su presencia nos produjo una mezcla de respeto y admiración por sus 92 años cumplidos pero, también, por las aportaciones y actividades que desde su adolescencia ha realizado en bien de la comunidad en múltiples aspectos. Acompañada por su hija Aurora, quien la ayuda a desplazarse en una silla de ruedas, nos narró aspectos de su larga vida.

Por si no fueran pocos los testimonios personales, nos mostró infinidad de fotografías, recortes de periódicos, apuntes y recuadros de reconocimiento que llenaron una espaciosa mesa de conferencias donde se desarrolló la amena charla.

Aurora Díaz Austin nació en Río Grande City el 11 de octubre de 1925. Ella es hija de Pedro Díaz Sr. y su esposa Aurora V. Díaz, fundadores de las tiendas de supermercado Valley Mart Grocery de Río Grande City, así como las 14 tiendas establecidas en todo el Valle del Río Grande. Sus padres también eran dueños del periódico Daily Review y de Starr Photo Galleries en Río Grande City. El negocio de los supermercados fue asumido por su hijo Pete Díaz Jr., quien también se convirtió en propietario y fundador de la estación de radio KIWW FM 96, además de poseer un hotel y un campo de golf en Río Grande.

Aurora se ocupó bien de sus padres. Mientras crecía, la virtuosa joven Aurora fue tambor mayor de la banda de la escuela preparatoria de Río Grande, así como de la secundaria durante siete años. También cantaba y componía canciones para todos, incluidos los candidatos políticos, para muchos eventos de recaudación de fondos y otros programas y organizaciones. Bien conocida como cantante y bailarina de tap, baile mexicano y folklórico, además de escribir poesía y canciones. Recientemente, escribió dos libros aquí en Mission, Texas. Uno titulado “Ilusiones” y el segundo “Hola”. La Biblioteca de la Ciudad de Río Grande y la Biblioteca de Mission guardan copias de sus libros. Durante este tiempo, ella pertenecía a una organización a través de la cual se vendieron los libros y los fondos se usaron para una beca otorgada a un estudiante de Mission. También fue seleccionada como Reina de los Veteranos de la Legión Americana. Ella recaudó $14,500 en tres meses para construir un salón de veteranos en el Condado de Starr. Muy activa en política, ayudó a muchos políticos, incluido el presidente Ronald Reagan. Su hermano Pete Díaz también hizo lo mismo. Compró una casa rodante y montó al presidente en ella para muchas funciones y concentraciones durante su mandato.

Se casó el 2 de julio de 1950 con Carlos A. Austin, quien proviene de una reconocida y honorable familia.

Ella incursionó en varios negocios que incluyeron un centro de telas al lado del Teatro Border en Mission.

Participó activamente en la campaña que llevaría a Kika de la Garza a convertirse en congresista, quien formaba parte de otra conocida familia de la localidad. También hizo campaña para el senador Lloyd Bentsen junto con su tía Elmer Bentsen y su esposa Dolly Bentsen, una conocida familia de negocios políticos de Mission también.

La Sra. Austin abrió Market Makers en Main St. en McAllen, TX. Allí estuvieron el actor John Wayne y Charlie Nixon, un torero y hombre de negocios también de Mission, para promocionar su negocio.

Pero, sin duda, una de las distinciones más importantes que ha recibido en su vida estaba aún por llegar.

La “Rosa Amarilla de Texas” (Próxima entrega)