Cambio climático, una amenaza para la producción de vino y cerveza

0
304
Diversos estudios advierten de las amenazas que podrían afectar la calidad y la cantidad de producción del vino y la cerveza debido al cambio climático.

A causa del cambio climático, estudios calculan una disminución de entre 19% y 62% de las áreas productivas de vino a nivel mundial

NotiPress.- El cambio climático podría amenazar la producción de cerveza y de vino, de acuerdo a la información de diversos estudios científicos hechos en la última década. Según la organización independiente Climate Central, la temperatura promedio de la temporada de crecimiento de la vid (entre abril y octubre) aumentó 3.6 grados Celsius, en Estados Unidos, desde 1970. Además, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) considera que las afectaciones a los cultivos de cebada, ocasionadas por las sequías, podrían causar escasez de cerveza a finales de siglo.

Adicional al aumento de temperaturas en Estados Unidos, un estudio publicado en 2021 en OENO One asegura que un incremento similar ocurre en la región vinícola de Burdeos, en Francia. Según los investigadores, el calentamiento sustancial de los últimos 60 años en Burdeos y el Condado de Napa (California), contribuye a aumentar la calidad promedio del vino. No obstante, las relaciones de maduración revelan la llegada a una meseta y plantean la preocupación de un punto de inflexión en las regiones vitivinícolas tradicionales, aseguran.

Climate Central recalca que las uvas de vino prémium sólo pueden cultivarse en lugares con un delicado equilibrio de calor y precipitaciones. Para algunas uvas, como la pinot noir, el rango de temperatura de crecimiento promedio es tan estrecho como 6.5 grados Celsius, aseguran. Además del aumento de temperatura, la organización detecta otras amenazas del cambio climático para la producción vinícola. Estas incluyen la exposición al humo de incendios forestales, olas de calor extremo, fuertes precipitaciones, heladas primaverales inesperadas y sequías.

También con inviernos más cortos y suaves, los insectos y otras plagas de la vid tienen una vida más larga, añaden. Por estas razones, algunos estudios calculan una pérdida del 50 por ciento en las áreas capaces de producir uvas premium. Igualmente, presupuestan una disminución de entre 19% y 62% de las áreas aptas para la producción de vino a nivel mundial.

En cuanto al aumento de sequías y la escasez de cerveza, WWF estima que la oferta de cerveza podría caer un 20% en Estados Unidos. En este sentido, un estudio publicado en 2018 en la revista cinetífica Nature, calculó una disminución del rendimiento de los cultivos de cebada entre el 3% y el 17%. Ello a causa de los eventos extremos de calor del cambio climático, lo cual a su vez llevaría a una disminución del consumo de cerveza y un aumento en los precios, aseguran.

Otras amenazas para la producción de cerveza en el contexto del cambio climático las enlista Colleen Doherty, profesora asociada de bioquímica molecular y estructural en la Universidad Estatal de Carolina del Norte. Estas incluyen cambios en la composición de las tierras de cultivo que afecten al sabor de la bebida, así como diferencias de temperatura entre día y noche, con el mismo efecto. De manera similar al caso del vino, las temperaturas más cálidas en las noches pueden aumentar los efectos nocivos de las plagas, señala la profesora.

La uva y la cebada son parte de los cultivos que el cambio climático afectará si continúan agudizándose los aumentos de temperatura. En consecuencia, la industria del vino y la cerveza se ven amenazadas, tanto en cuestiones de calidad, como de cantidad de producción. Esto sería un motivo más para concentrar esfuerzos y combatir tal problemática, la cual es capaz de afectar múltiples aspectos de la vida humana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here