21.9 C
McAllen
Monday, January 30, 2023
InicioGuía de Salud¿Cómo ayudan las pruebas genéticas en la detección y tratamiento del cáncer?

¿Cómo ayudan las pruebas genéticas en la detección y tratamiento del cáncer?

Alrededor del 25% del cáncer es hereditario, de acuerdo con los especialistas de la salud

NotiPress.- Cerca del 10 por ciento del cáncer es hereditario o tiene un solo componente genético específico y comprobable que aumenta el riesgo de una persona para desarrollarlo. Así lo revelaron los datos proporcionados a NotiPress por Mayo Clinic, donde se demostró que los genes desempeñan alguna función en casi todas las áreas de la salud.
Los especialistas señalan que el gen es un tipo de mapa con instrucciones que indica al cuerpo cómo funcionar, desarrollarse y mantenerse sano. Regularmente, las personas cuentan con 20 mil genes en el cuerpo, es por eso que las pruebas genéticas indican si una persona corre mayor riesgo de padecer cáncer en comparación a otras.
Breanna Mitchell, consejera genética del Sistema de Salud de Mayo Clinic en Eau Claire, Wisconsin, compartió con NotiPress, mediante un comunicado, que la mayoría de los tipos de cáncer se consideran esporádicos. En otras palabras, el cáncer se presenta inesperadamente o se debe a influencias ambientales, el hábito de fumar u otros factores; “alrededor del 25% del cáncer es hereditario”, subrayó.
Debido a ello y cuando las personas emparentadas comparten factores genéticos, se suman a otros como los mencionados y llevan a cabo el desarrollo de tipos de cáncer. Por tanto, el asesoramiento genético y las pruebas genéticas determinan de forma eficaz si una persona es más propensa a padecerlo e incluso calcular cuál es el porcentaje de riesgo.
La doctora Mitchell afirmó que de acuerdo con los genes personales, también se puede identificar si el riesgo es mayor o no en ciertos tipos de cáncer. “Las pruebas genéticas buscan cambios genéticos, específicamente nocivos, llamados mutaciones o variantes patogénicas”, indicó.
Estos cambios provocan una aparición que afecta genéticamente y se refleja en los cambios del código del ADN o errores ortográficos en el manual de instrucciones del cuerpo. “Los genes con mayor relación con el cáncer son BRCA1 y BCRA2, ambos están relacionados con el cáncer de mama y el cáncer de ovario, sus cambios aumentan potencialmente el riesgo”, destacó.
Aunado a ello, la doctora Mitchell señaló que el no haber heredado un cambio nocivo en un gen no significa que no haya riesgo de desarrollar cáncer. Sin embargo, gracias a las pruebas genéticas crecen las probabilidades de detectarlo a tiempo y encontrar un tratamiento adecuado para cada paciente.
Para los expertos del Mayo Clinic en Eau Claire, ninguna persona está exenta de padecer algún tipo de cáncer. Debido a esta situación, el llevar a cabo una prueba genética para su pronta detección es indispensable sobre todo cuando existe una carga genética hereditaria.

El Periódico USAhttps://elperiodicousa.com/
Al servicio de la comunidad hispana del sur de Texas y noreste de México
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments