Congresista Cuéllar detalla el plan de rescate estadounidense

0
25
Congresista Henry Cuéllar. (Archivo)

Redacción)

El congresista Henry Cuellar votó a favor de la aprobación final de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense, una legislación histórica que salva vidas y que proporcionará los recursos que se necesitan con urgencia para derrotar al virus, poner vacunas en los brazos de las personas, dinero en los bolsillos de las familias los niños regresan a salvo a las aulas y la gente vuelve al trabajo.

Esta legislación ahora irá al escritorio del presidente Biden para su firma.

 

“Esta semana es una de gran progreso y promesa para las familias, comunidades y pequeñas empresas de Texas, ya que voté para aprobar el Plan de Rescate Estadounidense y enviarlo al escritorio del presidente Biden para su firma final”, dijo el congresista Cuellar.

“Gracias a nuestra acción decisiva, el Plan de Rescate Estadounidense marcará una diferencia real para proteger las vidas y los medios de subsistencia de las familias de Texas, las pequeñas empresas y todos los estadounidenses.

“A medida que se promulgue este proyecto de ley que salva vidas y crea empleos, seguiré trabajando con mis colegas en nombre del pueblo de Texas y de todos los estadounidenses para enfrentar este momento mientras continuamos avanzando en el progreso para reconstruir mejor para la gente”, dijo el legislador demócrata

 

Cuéllar reveló aspectos importantes del Plan de Rescate Estadounidense de Biden  que, dijo “salvará vidas y medios de subsistencia”:

Poner vacunas: el plan montará un programa nacional que incluye la creación de sitios comunitarios de vacunación en todo el país y abordar las disparidades que enfrentan las comunidades vulnerables. También tomará medidas complementarias para combatir el virus, incluida la ampliación de las pruebas y el rastreo, abordar la escasez de equipo de protección personal y otros suministros críticos, invertir en tratamientos de alta calidad y abordar las disparidades en la atención médica.

Poner dinero en los bolsillos de la gente: El plan termina el trabajo con la promesa del presidente de proporcionar $2,000 en asistencia directa a hogares en todo Estados Unidos con cheques de $1,400 por persona, luego del pago inicial de $600 promulgado en diciembre. El plan también proporcionará asistencia de vivienda directa, asistencia nutricional para 40 millones de estadounidenses, ampliará el acceso a cuidado infantil seguro y confiable y atención médica asequible, extenderá el seguro de desempleo para que 18 millones de trabajadores estadounidenses puedan pagar sus facturas y apoyar a 27 millones de niños con un mayor Crédito Tributario por Hijos y más de 17 millones de trabajadores con salarios bajos a través de un Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo mejorado.

Regresar a los niños a la escuela con seguridad: el plan entrega $170 mil millones para la educación y $45 mil millones para los proveedores de cuidado infantil. Esto incluye una inversión de $130 mil millones en la reapertura de escuelas K-12 y recuperar el tiempo perdido en el aula, con fondos que se pueden usar para cosas como reducir el tamaño de las clases, modificar los espacios para que los estudiantes y maestros puedan distanciarse socialmente, mejorar ventilación, implementando más medidas de mitigación, proporcionando equipo de protección personal y brindando clases de verano u otro tipo de apoyo para los estudiantes que ayude a recuperar el tiempo de aprendizaje perdido este año. El plan también proporciona más de $40 mil millones para la educación superior.

Volver a poner a las personas en puestos de trabajo: el plan brindará un apoyo crucial para las pequeñas empresas más afectadas con subvenciones EIDL, elegibilidad ampliada de PPP y más. El plan también proporciona recursos cruciales para proteger los trabajos de los socorristas, trabajadores de salud pública de primera línea, maestros, trabajadores de tránsito y otros trabajadores esenciales de los que dependen todos los estadounidenses.

Apoyar a los gobiernos estatales y locales: Se estima que el Plan de Rescate Estadounidense proporcionará más de $ 27 mil millones en fondos totales para el estado de Texas, que incluyen fondos que se necesitan con urgencia para nuestras comunidades.

 

El Plan de Rescate Estadounidense cuenta con el firme apoyo de una gran mayoría del pueblo estadounidense, incluido el 60 por ciento de los republicanos, líderes estatales y locales bipartidistas, grupos educativos nacionales, sindicatos y organizaciones de defensa y cientos de empresas y cámaras de comercio.

Los economistas están de acuerdo en que la acción dirigida y basada en evidencia del Plan de Rescate Estadounidense es necesaria, tanto para las familias en apuros como para la economía estadounidense.

Las disposiciones de la legislación generarán $1.25 dólares por cada $1 dólar de gasto, reducirán la pobreza infantil a la mitad y sacarán de la pobreza a casi 12 millones de personas, dijo Cuéllar al concluir su explicación.