Contrabandistas mexicanos han horadado más de 3.000 veces el muro de Trump

0
66
Fotografía de archivo que muestra las tres vallas fronterizas existentes entre Estados Unidos y México en la ciudad de San Luis (Arizona). EFE/Gary Williams

Washington, (EFE).- Bandas de contrabandistas mexicanos han horadado al menos 3.272 veces en los últimos tres años los segmentos de muro en la frontera sur que promovió el ahora expresidente Donald Trump, informó hoy miércoles el diario The Washington Post.
El periódico, que cita como fuente un informe no publicado de la Oficina de Aduanas y Protección Frontreriza (CBP) obtenido a través del Acta de Libertad de Información, indicó que el Gobierno federal gastó 2,6 millones de dólares reparando las aberturas en los periodos fiscales de 2019 a 2021.
Desde su campaña electoral en 2016 y por buena parte de su presidencia (2017-2021), Trump promovió la construcción de un muro a lo largo de los 3.200 kilómetros de la frontera de Estados Unidos con México, como remedio para la inmigración ilegal.
“Trump acostumbraba comparar su muro con un ‘Rolls Royce’ pero dejó de asegurar que la barrera era ‘impenetrable’ en 2019 después que el Post informó que los contrabandistas se las habían ingeniado para cortarla con herramientas comunes”, apuntó el diario.
Al término de su mandato, y con un gasto de unos 11.000 millones de dólares, se habían añadido en la frontera unos 740 kilómetros de vallas nuevas, principalmente en algunas áreas de Nuevo México y Arizona.
Tras su investidura presidencial en enero de 2021, Joe Biden ordenó el cese de las obras y la cancelación de los contratos de trabajo pendientes.
El diario explicó que las bandas de contrabandistas típicamente cortan la parte baja de los bolardos (columnas) de 15 centímetros con sierras de mano baratas que pueden obtenerse en cualquier ferretería.
“Una vez que los bolardos de 5,5 a 9 metros de altura quedan cortados cerca del suelo, su único punto de sostén está en lo alto de la estructura y las vigas de acero quedan colgando en el aire” indicó el Post.
“Es fácil zarandear la barrera con un empujón y queda una brecha lo suficientemente ancha como para que pasen las personas y narcóticos”, agregó.
El rotativo señaló que en una visita a un segmento de 40 kilómetros de barreras nuevas entre Naco y Douglas, Arizona, su reportero contó 71 bolardos con reparaciones y soldaduras visibles.
Añadió que si bien la CBP ha reconocido que los contrabandistas son capaces de abrirse paso a través de las barreras construidas por la Administración de Trump, los registros de mantenimiento muestran que el daño es mayor que lo que se sabía previamente, lo que pone en evidencia las limitaciones de la estructura para impedir los cruces ilegales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here