Cranny gana los 5.000 metros y Purrier, los 1.500

Elise Cranny (d). EFE/EPA/TATYANA ZENKOVICH/Archivo

Eugene (Oregón, EE.UU.),  (EFE).- Las corredoras Elise Cranny y Elle Purrier St.Pierre hicieron buenos los pronósticos al conseguir la pasada noche los triunfos en las respectivas finales de los 5.000 y 1.500 metros en los campeonatos de atletismo de pista al aire libre de Estados Unidos selectivos para Tokio 2020.

Sin importar el fuerte calor reinante en la pista del Hayward Field, Cranny no permitió que sus posibilidades de triunfo fuesen menores y se impuso con un registro de 15 minutos, 27.81 segundos.

Karissa Schweizer, compañera de equipo de Cranny, acabó segunda con un tiempo de 15: 28.11, mientras que Rachel Schneider fue tercera y un registro de 15: 29.56.

Abbey Cooper, quien consiguió su tiempo de clasificación olímpica en la ronda semifinal, fue cuarta, aunque los tres finalistas del podio se inscribieron en los 10.000 metros esta semana y si una de ellas decide darse de baja en los 5.000 metros, Cooper ocuparía la vacante para estar en Tokio 2020.

Las tres mujeres disputarán sus primeros Juegos Olímpicos.

“Se siente como un sueño hecho realidad. Honestamente, todavía no lo he asimilado, declaró Schneider. “Pero llegar a representar a nuestro país en el escenario más alto, los Juegos Olímpicos, es un gran honor y algo por lo que he trabajado tan, tan duro”.

Schweizer y Cranny son compañeras de entrenamiento con Shelby Houlihan, la poseedora del récord estadounidense en los 5.000 metros.

Tras la carrera de la final ambas dijeron que habían vivido un momento estresante y emocional para el Bowerman Track Club desde que Houlihan anunció hace una semana que había dado positivo en la prueba de nandrolona, una sustancia prohibida, por la que cumple una suspensión de cuatro años.

Houlihan, de 28 años, defiende que el esteroide encontrado en su organismo ingresó a su sistema después de haber consumido carne de cerdo que compró en un puesto ambulante de comida típica mexicana y trata de demostrar su inocencia ante las autoridades de la agencia antidopaje de Estados Unidos para que le retiren la suspensión.

“Fue una semana difícil antes de las pruebas … súper devastadora”, destacó Cranny. “Ella es la razón por la que estamos aquí y pudimos hacer lo que hicimos hoy. Ella ha elevado por completo a nuestro equipo a un nivel completamente nuevo”.

Por su parte, Purrier fue la favorita al llegar a las finales de 1.500 metros y para nada decepcionó durante la carrera decisiva que ganó con autoridad y un tiempo de 3 minutos y 58.03 segundos, nuevo récord en las pruebas preolímpicas de Estados Unidos.

Cory McGee y Heather MacLean le acompañaron en el podio y completaron el equipo que estará para competir en Tokio 2020.

“Siento que no se ha establecido la nueva marca. He estado soñando con este momento durante tanto tiempo”, declaró Purrier. “Es muy emotivo y estoy tan feliz”.

McGee, de 28 años, fue segunda con un tiempo de 4: 00.67 y MacLean, de 25, acabó tercera y un registro de 4: 02.09. Las tres mujeres publicaron récords personales y todas son atletas olímpicas por primera vez.