El Periódico USA | En español del Rio Grande Valley, Texas.

¿Cuáles son los aspectos psicológicos detrás de la violencia en el fútbol?

Percibir a los otros como enemigos y la necesidad de proteger a los compañeros influyen en el comportamiento violento de fanáticos.

Diversos estudios reflexionan sobre la psicología detrás del comportamiento violento de las barras de los equipos de fútbol; sugieren un escenario complejo

NotiPress.- El pasado sábado 5 de marzo de 2022, hechos violentos durante el partido de fútbol de la Liga MX entre Querétaro y Atlas dejaron 26 personas hospitalizadas, según el conteo oficial del gobierno de Querétaro. Desde hace años, la psicología analiza este tipo de comportamiento durante eventos deportivos, asociándolo con factores como la influencia social o el sentimiento de masculinidad, según un estudio publicado en Revista Criminalidad.

De acuerdo al estado de la cuestión que menciona dicho estudio, otras investigaciones apuntan a una expresión de la lucha de clases en las acciones violentas de algunas barras del fútbol. Igualmente se ha teorizado una regresión a épocas primitivas del desarrollo filogenético, además de la influencia de los medios masivos de comunicación en las conductas de estos fanáticos.

Por otro lado, el psicólogo Nicolás Ignacio Uribe Aramburo, autor del estudio, incluye en su análisis el papel de la imitación, el contagio y otros fenómenos psicológicos. Menciona, se trata de circunstancias capaces de incidir sobre la capacidad de regulación de los impulsos agresivos y la conducta violenta. Igualmente señala cómo la antipatía a los miembros de otras barras de equipos contrarios como otro factor asociado a los fenómenos de violencia. Estas antipatías crean un odio dirigido hacia los miembros de otra barra de fútbol, percibidos como distintos y enemigos, señala.

Si bien muchas veces se relaciona la “inadaptación social” con los eventos de violencia entre los fans del fútbol, una investigación de la Universidad de Oxford va más allá. En un comunicado mencionan que el vínculo social y el deseo de proteger y defender a otros fanáticos pueden ser una de las principales motivaciones para este tipo de actos. En este sentido, los fanáticos participantes de esta violencia no son personas particularmente disfuncionales fuera del fútbol y estos actos vandálicos son más un comportamiento aislado, aseguran.

Más que actos aleatorios, la violencia de los hinchas o hooligans se centra casi por completo en aquellos considerados una amenaza, sean fanáticos rivales o, en ocasiones, la policía. Esta psicología subyacente probablemente haya sido parte clave de la evolución humana y la competencia por recursos, territorio y parejas, señala la institución. La conducta de los fans modernos del fútbol posiblemente sea un legado de esta psicología tribal, proponen los investigadores.

En relación con estas conclusiones, el comunicado de la universidad también sugiere la inutilidad de luchar contra el comportamiento extremo de las barras de fútbol con vigilancia extrema o fuerza militar. Señalan que esto sería contraproducente y desataría mayor violencia por conducir a los hinchas más comprometidos a tomar la decisión de “defender” a sus compañeros de barra.

Pese a estas conclusiones, los investigadores resaltan los aspectos positivos de este nivel de fusión de identidades y la psicología de proteger al grupo. Por ejemplo, mencionan el caso de seguidores de algún equipo que se organizan para crear bancos de alimentos o iniciativas de crowdfunding para fans con enfermedades crónicas, pese a no conocerlos personalmente.

Aunque la violencia relacionada con el fútbol es más visible en los estadios, no es exclusiva de estos espacios y también se manifiesta en el ámbito privadoSegún la Universidad de Lancaster existe un aumento de los casos de violencia doméstica durante los partidos de fútbol de Inglaterra en la Copa Mundial, especialmente cuando el equipo pierde.

Según un comunicado de la institución, es difícil colocar al torneo como un factor causal, pero subrayan que éste concentra factores de riesgo, como un mayor consumo de alcohol. Al concurrir estos factores en un periodo corto y volátil, se intensifican también los conceptos de masculinidad, rivalidad y agresión, mencionan.

Como argumentan estos estudios, son varios los factores psicológicos que influyen en la ocurrencia de actos violentos durante los partidos de fútbol. Esto debe considerarse para crear políticas de prevención, sobre todo la ineficacia de la represión violenta, como sugiere la investigación de la Universidad de Oxford.

Exit mobile version