Descubren método para detectar inconsistencias entre edad numérica y biológica con IA

Se comprobó que la edad de una persona en el electrocardiograma se relaciona con la supervivencia

Dicho algoritmo de Mayo Clinic sirve como herramienta para beneficio de las personas con enfermedades cardíacas y de quienes corren más riesgo de padecerlas

NotiPress.- Las diferencias entre la edad numérica y la edad biológica pronosticada por un electrocardiograma (ECG), mediado por inteligencia artificial (IA), pueden aportar una perspectiva medible de la edad y la longevidad. Investigadores de Mayo Clinic evaluaron datos del ECG de 12 derivaciones en más de 25 mil personas con un algoritmo de IA entrenado para obtener pronósticos de la edad biológica. Aquellos a quienes se les asignaba una edad mayor a los años cumplidos, con el tiempo mostraban una conexión con mortalidad cardiovascular, dichos resultados se publicaron en la European Heart Journal.

“Los resultados validan y amplían nuestras observaciones anteriores respecto a que aplicar la inteligencia artificial para obtener la edad en el ECG puede detectar un envejecimiento acelerado. Prueba que quienes son mayores de lo esperado en este examen mueren antes, especialmente a consecuencia de enfermedades cardíacas”, señaló Francisco López Jiménez, director de la División de Cardiología Preventiva en Mayo Clinic y autor del estudio, para NotiPress.

Este grupo de trabajo para inteligencia artificial en cardiología, continúa aplicando técnicas nuevas en las primeras predicciones de riesgo y los diagnósticos de problemas cardíacos graves y complejos. El doctor López Jiménez observa que este método personalizado de medicina en el campo de la salud digital, complementa el conocimiento de médicos y mejora la toma de decisiones con pacientes y familiares. Asimismo, López Jiménez puntualiza: “Los resultados ponen al descubierto varias oportunidades para identificar a las personas que más podrían beneficiarse con las estrategias preventivas y habrá que investigar más para incorporar esto a la práctica clínica”.

Cabe destacar que las personas en estudio fueron seleccionadas a través del Proyecto Epidemiológico de Rochester, índice con información de salud de los proveedores de atención médica del condado de Olmsted en Minnesota. A su vez, la edad promedio fue de 54 años y recibieron seguimiento durante 12 años y medio, aproximadamente. Dicho estudio excluyó a aquellos con antecedentes basales de ataque cardíaco, cirugía de bypass, colocación de stent, accidente cerebro vascular y fibrilación auricular.

El modelo de inteligencia artificial pronosticó con exactitud la edad de la mayoría de los sujetos, con una diferencia promedio de 0.88 años entre la edad del electrocardiograma y la real. No obstante, varias personas mostraron una diferencia más grande y en el ECG, dieron la impresión de ser mayores o menores. La probabilidad de morir por causas cardiacas aumentó entre quienes daban la impresión de ser mayores en el electrocardiograma, comparado con quienes mostraban una edad similar entre el ECG y los años cumplidos..