El arte de la paciencia da el campeonato de la Inydcar al joven Palou

Alex Palou de Chip Ganassi Racing Honda levanta el trofeo de campeón del Campeonato Indy Car hoy, durante la 46a edición anual del Acura Grand Prix de Long Beach 2021 NTT Indy Car series en Long Beach, California (EEUU). EFE/ Javier Rojas

Long Beach (EE.UU.),  (EFE).- “Es muy maduro y tranquilo para su edad”, comentaba a Efe Ramon Palou, padre de Álex, a escasos minutos del inicio del último Gran Premio de la Indycar de esta temporada, celebrado en Long Beach (California, EE.UU.). Y esa madurez y, sobretodo, paciencia, las tuvo que demostrar Palou (Chip Ganassi Racing), de 24 años, en los primeros compases de la carrera, concretamente en la segunda vuelta.

En ese giro sucedió algo que allanaría el camino de Palou hacia el título: Ed Jones (Dale Coyne Racing) golpeó por detrás el automóvil del mexicano Pato O’Ward (Arrow McLaren SP), su mayor perseguidor, que tuvo que retirarse unas vueltas más tarde tras romper el semieje de la rueda trasera derecha.

Palou, que estaba justo detrás de ese accidente, logró esquivar con paciencia a los dos vehículos involucrados y dio un paso importante hacia la consecución del campeonato de la Indycar, la competición de monoplazas más importante de Estados Unidos.

MUCHO POR DELANTE

Pero aún quedaban ochenta y tres vueltas en el circuito urbano de Long Beach y, en esos momentos, el estadounidense Josef Newgarden, que también tenía posibilidades -remotas- de ganar el título, lideraba la carrera.

De hecho, poco después del incidente de O’Ward, el estadounidense Colton Herta, que terminaría ganando la carrera, pasó con facilidad a un Palou que tampoco quiso oponer resistencia.

La estrategia del número 10 del Chip Ganassi Racing en esos momentos estaba clara, ya que tenía que terminar vigésimo cuarto para acabar por delante en la clasificación general de Newgarden, uno de los favoritos de la afición estadounidense y ganador del campeonato en dos ocasiones.

MERITORIA CUARTA PLAZA

Lejos de dejarse llevar, el piloto español continuó a un buen ritmo y fue avanzando posiciones hasta asentarse en una cómoda cuarta posición.

Justo delante tenía a Scott Dixon, compañero de equipo en Chip Ganassi Racing y una leyenda de la Indycar después de haber ganado la competición en seis ocasiones.

“Me han enseñado algunos ‘truquitos’ para seguir empujando y seguir haciendo lo que hemos estado haciendo toda la temporada”, decía a Efe Palou, sonriendo, antes de la carrera, en referencia a Dixon y Jimmy Johnson, con 7 campeonatos de la NASCAR.

El marco de las últimas vueltas era inmejorable entonces para Palou, con su compañero y referencia delante de él y con un ritmo cómodo para terminar de cumplir su sueño.

Un poco más adelante estaba la batalla por la primera plaza entre Newgarden y Herta, dos pilotos que han admitido que Long Beach es uno de sus trazados favoritos del circuito de la Indycar y que querían cerrar la temporada con una victoria.

UNO DE LOS CAMPEONES MÁS JÓVENES

Tras cruzar la bandera de cuadros en cuarta posición, Palou se convirtió en uno de los pilotos más jóvenes de la historia en coronarse campeón de la Indycar.

Solo Dixon, su compañero con seis campeonatos en su palmarés, que consiguió vencer la competición en 2003 a los 23 años, y Sam Hornish, que la ganó a los 22 años en 2001, superarán a Palou en ese aspecto.

Además, Palou es ahora el primer español de la historia en conseguir el título de la Indycar, la competición de monoplazas más importante de Estados Unidos, y en uno de los más jóvenes del mundo en hacerlo.

Eso lo consiguió Palou con -mucha- paciencia a bordo de su automóvil azul chillón.

Alex Segura Lozano

DEJA UNA RESPUESTA