El fútbol americano gana adeptas en Marruecos

0
92
En la imagen, las jugadoras del equipo los Jaguars, junto a su entrenador Tarik Nabati (i), en un campo deportivo cerca del Río Buregreg entre Rabat y Salé. EFE/Zohra Bouaziz

Rabat, (EFE).- En cuanto acaba las clases, Amina, de 14 años, coge su mochila y pone rumbo a su entrenamiento de fútbol americano, una disciplina conocida hace unos pocos años en Marruecos que está ganando creciente popularidad entre las mujeres.
Amina lleva casi un año jugando en los Jaguars, un equipo de Rabat fundado en 2012 en un país donde tradicionalmente dominan el fútbol europeo y el atletismo.

ENTRENAMIENTOS MIXTOS
Aunque los Jaguars disponen de equipo femenino y masculino, los entrenamientos los hacen mezclados en un campo situado a la orilla del río Bouregreg, que separa la capital marroquí y su ciudad hermana Salé.
Jóvenes de ambos sexos, de diferentes edades y con niveles distintos se alistan bajo las instrucciones de su entrenador principal, Tarik Nabati, para practicar el deporte en un ambiente familiar, aunque con máxima disciplina.
“Así no, has arrancado mal, venga ponte abajo, flexión de codos”, increpa Tarik a una de las jugadoras que realizó mal un movimiento, mientras pide al resto del equipo que continúe.
Las jugadoras y jugadores se dividen luego en grupos de ataque y de defensa para realizar diferentes posiciones como el “running back”, “ala abierta” y “back defensivo”, entre otras, antes de jugar juntos un partido de “fútbol de bandera”.
Mientras observa de cerca a sus jugadores, Nabati explica a Efe que prefiere que las mujeres se entrenen junto a sus compañeros masculinos en todas las modalidades “para mejorar su nivel”, menos en el juego del “tackleo”, donde divide a las chicas y se entrenan solas por su carácter más agresivo.

SEGUNDAS DE ÁFRICA
“Entrenar con mis colegas hombres me ha servido para mejorar mi nivel de juego. Fui elegida mejor ‘cornerback’ en el campeonato africano que jugamos en 2020 en Egipto”, cuenta a Efe Hind, de 26 años, que consiguió junto a su equipo femenino de los Jaguars la segunda posición en esa competición.
Pese a ser un deporte reciente y reputadamente masculino, agresivo y complejo, las jugadoras lo consideran una disciplina en la que las mujeres pueden brillar.
“El fútbol americano es diferente. Es un deporte de equipo y de disciplina. Las mujeres hemos demostrado que no es solo un juego masculino”, cuenta a Efe Nisrine, de 30 años, que descubrió el deporte hace unos años cuando acompañó a su marido a una sesión de entrenamiento. “Me enganché desde entonces”.
También Chaimae, de 18 años y estudiante en bachillerato en ciencias físicas, que acaba de incorporarse hace unos meses al equipo, cree que las mujeres pueden “ir más lejos en este deporte”.
“Aquí no hay límites de edad o diferencia entre chicos y chicas, nos entrenamos todos como una familia y sin complejos. Las mujeres podemos dar mucho en este deporte, solo necesitamos más entrenadores y un campo propio”.
Nabati destaca la falta de recursos y de un campo deportivo propio como las principales dificultades que tienen los equipos del fútbol americano, ya que todo el material que necesitan (cascos, corazas y las pelotas) se esfuerzan para traerlo de Estados Unidos por sus propios medios.
El fútbol americano cuenta en Marruecos con catorce equipos, entre los cuales hay seis completamente femeninos, y sus promotores buscan crear una federación de cara a una mayor profesionalización. Ello permitiría a las chicas del Jaguars intentar grabar su nombre en la historia de esta disciplina tradicionalmente masculina.
Fátima Zohra Bouaziz

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here