El gobernador de Texas critica a Biden por liberar a migrantes con covid-19

El gobernador de Texas, Greg Abbott. EFE/EPA/MATT PATTERSON/Archiv

(EFE News).- El gobernador de Texas, Greg Abbott, criticó este jueves al presidente, Joe Biden, después de que se conociese que un centenar de solicitantes de asilo dio positivo por covid-19 después de haber sido liberados por el Gobierno en este estado.
El republicano aprovechó este hecho para responder a la administración demócrata por el manejo de la pandemia después de su decisión ampliamente criticada de rescindir la mayoría de las restricciones de la covid-19 del estado, incluido la utilización de los cubrebocas.
Al ser cuestionado sobre la decisión de Texas, también emulada por Misisipi, Biden calificó este miércoles la medida de “pensamiento neandertal” y subrayó que “creo que es un gran error, espero que todo el mundo se dé cuenta ahora de que estas máscaras marcan la diferencia”.
En un mensaje de su cuenta de Twitter este jueves, Abbott cargó nuevamente contra Biden, y de paso contra los indocumentados.
“En lugar de hacer su trabajo, la administración de Biden sugirió que no tenía suficientes recursos (para realizar test y monitorear a inmigrantes por covid-19) y le pidió a Texas que los ayudara a ayudar en su programa de inmigración ilegal”, dijo.
“Texas se negó a ayudar al programa, que convierte a nuestro país en un imán para la inmigración ilegal”, ahondó el republicano.
Abbott ha asegurado que la administración Biden ha dejado a libertad a cientos de inmigrantes positivo a covid-19 en Texas.
Para avivar el fuego, el gobernador se sirvió de las declaraciones de un legislador demócrata de Texas, que informó sobre la liberación de inmigrantes que supuestamente eran portadores del virus.
El congresista federal Henry Cuellar dijo este miércoles que en la ciudad de Brownsville, en la frontera con México, al menos 108 migrantes liberados durante el último mes habrían dado positivo al coronavirus.
“Hicieron pruebas a algunas de las personas que fueron trasladadas a la estación de autobuses de Brownsville y, según las pruebas rápidas, alrededor de 108 dieron positivo”, alertó el congresista.
“Básicamente, eso crea una situación en la que están permitiendo que las personas que son positivas (por coronavirus) se suban a los autobuses y con el permiso de Seguridad Nacional pueden ir a cualquier parte de Estados Unidos”, dijo Cuellar durante una conferencia de prensa en línea.
Felipe Romero, portavoz de la ciudad de Brownsville, confirmó al medio periodístico Border Report sobre la situación de estos 108 inmigrantes, al mismo tiempo que advirtió que las autoridades locales no pueden evitar que los migrantes viajen porque el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) les ha emitido documentos que les permiten entrar al interior.
Organizaciones sin fines de lucro, como Team Brownsville y Caridades Católicas del Valle del Rio Grande han intervenido para ofrecer habitaciones de hotel a los migrantes para que permanezcan en cuarentena, pero no se estableció si alguno de los migrantes siguió el protocolo.
Este 4 de marzo se cumple 1 año de que se detectara el primer caso de coronavirus en Texas, y el estado ya acumula más de 2,3 millones de positivos, según datos de las autoridades de salud estatales, que reportan además la muerte de más de 43.000 personas.

Comparte tu opinión.