El temor a una segunda ola del coronavirus castiga a los mercados bursátiles

Agentes trabajan en la Bolsa de Fráncfort, Alemania. EFE/Armando Babani/Archivo

Madrid, (EFE).- La inquietud ha vuelto a los inversores ante el temor a que una segunda ola de la pandemia de coronavirus castigue aún más a la economía, lo que se ha traducido en descensos generalizados en los mercados bursátiles, que han superado el 3 % en los principales parqués europeos.
La mayor caída de la sesión ha correspondido a la bolsa de Fráncfort (-4,37 %), seguida por las de Milán (-3,75 %), París (-3,74 %), Madrid (-3,43 %) y Londres (-3,38 %). El Euro Stoxx 50, el índice que agrupa a las mayores empresas de la zona del euro, se ha dejado un 3,74 %.
El Ibex 35, el principal índice de la Bolsa española, ha registrado el mayor descenso desde junio y ha cerrado en el nivel más bajo desde mayo, lastrado sobre todo por valores relacionados con el turismo y por los bancos. En lo que va de año, el selectivo español acumula una caída del 29,92 %.
En Asia, con Tokio cerrado por festivo, Hong Kong ha perdido un 2,06 % y Seúl, un 0,95 %.
En Wall Street, el Dow Jones ha abierto con un descenso del 2 % y ahora se deja casi un 3 %
Además del temor a nuevos confinamientos por la expansión del coronavirus, otros dos factores han pesado en el ánimo de los inversores: el segundo problema de salud detectado en uno de los voluntarios que prueban la vacuna desarrollada por Astrazeneca y la Universidad de Oxford; y las informaciones sobre operaciones fraudulentas de HSBC y otros bancos.
“El aumento de casos de coronavirus podría llevar a algunos países a volver a determinadas restricciones que obliguen a paralizar la economía y a reducir el entramado productivo como ya vimos en marzo y abril”, explica Darío García, de XTB.
Por otro lado, surgen dudas sobre la vacuna de Astrazeneca, ya que un segundo voluntario se ha visto afectado por una enfermedad neurológica desconocida.
Según José María Luna, de Luna Sevilla Asesores Patrimoniales, se trata de una “muy mala noticia”, ya que “la posibilidad de contar con una vacuna antes de final de año no está ahora tan clara”.
Luna señala que la evolución de los mercados estará “muy unida” a la marcha de la pandemia, aunque también “habrá que estar muy pendiente” de los bancos centrales. “Nuevas inyecciones de liquidez aliviarían, aunque no resolverían el problema”, subraya.
Sergio Ávila, de IG, apunta también al hecho de que el pasado viernes coincidieran los vencimientos trimestrales de opciones y futuros sobre índices y acciones, lo que se conoce como “cuádruple hora bruja”.
“La semana previa a los vencimientos de derivados del mes de septiembre suele ser positiva para los mercados. Sin embargo, la siguiente se comporta estadísticamente al contrario, debido a los rebalanceos de las carteras de los grandes fondos de inversión y los fondos de pensiones”, advierte Ávila.
En el mercado petrolero, los precios bajan con fuerza. El Brent, el crudo de referencia en Europa, cae un 3 %, hasta 41,4 dólares por barril, y el West Texas Intermediate (WTI) lo hace un 4,5 % y pierde el nivel de los 40 dólares por barril.
A pesar del nerviosismo de los inversores, el oro, uno de los activos considerados refugio en tiempos de incertidumbre, baja casi un 3 % y cae por debajo de los 1.908 dólares por onza.
En el mercado de divisas, el euro pierde fuelle respecto a la moneda estadounidense y se cambia a 1,174 dólares.
En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años, el de referencia, baja hasta el 0,254 %.
La prima de riesgo (diferencia respecto al bono alemán del mismo plazo) repunta hasta 77,9 puntos básicos.

Comparte tu opinión.