El tricampeón panamericano Rommel Pacheco afronta un 2021 de definiciones

Mérida (México),  (EFE).- El mexicano Rommel Pacheco, tricampaón panamericano de saltos, afronta un 2021 de definiciones en el lo mismo que podría obtener su primera medalla olímpica o poner fin a su carrera deportiva para debutar en la política.

“Había presupuestado retirarme tras Tokio 2020, hoy estamos en 2021 y he prolongado un poco más por la pandemia. Mi prioridad después de este ciclo olímpico, y si gano las elecciones, será la diputación y hacer lo mejor por los ciudadanos” explicó Pacheco este sábado a Efe.

A sus 34 años, el oriundo de Yucatán, sureste mexicano, inició el 2021 con la invitación del gobernador de su estado para contender por una diputación federal en las elecciones de este año.

Antes de empezar su travesía por la política, Pacheco espera ir a los Juegos Olímpicos Tokio 2020 para conseguir la medalla olímpica que se le escapó en Río 2016, cuando más cerca estuvo de ella; el saltador aspira a representar a México en las pruebas de salto de trampolín 3 metros individual y sincronizado.

“En mis más de 25 años de carrera deportiva combiné varias actividades, estudié una licenciatura y una maestría, dirigí una empresa, además de salir en la televisión y en ningún momento eso afectó mi rendimiento deportivo, así lo haré ahora con la preparación a Tokio y en la búsqueda de la diputación”, añadió.

Pacheco presupuesta ocho horas diarias para entrenarse de cara a Tokio, que por las restricciones de la pandemia las ha reducido entre cuatro y dos horas.

Para la campaña política, Pacheco dijo que ocupa al menos cuatro horas al día y que por la COVID-19 la mayoría de las reuniones las ha tenido por teléfono y en videollamadas.

“Hoy estoy más tiempo en la oficina que en la fosa de clavados. A mi edad debo ser más puntual en los ejercicios que debo hacer, la experiencia en los clavados la tengo, sólo me faltan perfeccionar los detalles que hacen la diferencia en las competencias, eso me permitirá ser más eficiente en los horarios y en la agenda política”, expresó.

El campeón de la Copa del Mundo de 2016 recordó que los comentarios que recibió cuando anunció que entraría a la política se parecen a uno de los momentos clave en su carrera deportiva.

En 2012, al no clasificar a los Juegos Olímpicos de Londres, Pacheco decidió dejar la plataforma por el trampolín, algo que le acarreó comentarios negativos de los periodistas, quienes lo veían en el retiro, además de la falta de confianza de sus seguidores y las autoridades deportivas.

“Hoy concluyo que esa fue una decisión acertada, a pesar de los temores por no saber lo que me esperaba, sólo tenía mi espíritu de lucha. En trampolín es en donde he tenido mis mejores resultados y hoy estoy en un dilema parecido porque hay quien cree que por entrar a la política podría borrar la buena imagen que construí”, dijo.

Pacheco decidió ir a la política para darle forma a su activismo social y cree que su carrera deportiva lo valida para ser la mejor opción para legislar en favor los atletas de alto rendimiento y para que el deporte recreativo tome fuerza en México para hacer ciudadanos saludables y disminuir la inseguridad.

Rodrigo Corona

Comparte tu opinión.