Estados Unidos y Reino Unido firman acuerdo para desarrollo e investigación en IA

Estados Unidos y Reino Unido firman acuerdo para impulsar el desarrollo de inteligencia artificial, para beneficio de la economía y la seguridad nacional

Los gobiernos de Estados Unidos, Inglaterra e Irlanda del Norte firmaron un acuerdo publicado el 25 de septiembre de 2020 en el que los tres países se comprometieron a aunar esfuerzos conjuntos destinados a la investigación y desarrollo de inteligencia artificial. El acuerdo fue suscrito y firmado por el funcionario estadounidense Michael Kratsios, oficial de Política en Ciencia y Tecnología de los Estados Unidos; y los ingleses Alok Sharma, Secretario de estado para negocios, energía y estrategia industrial, y Oliver Dowden, secretario de Estado para la Cultura, Medios de comunicación y Deportes del Reino Unido.

Este convenio parte del reconocimiento de la Inteligencia Artificial como una herramienta que permitirá brindar crecimiento económico a futuro y mayores empleos en el sector de la tecnología; proteger los valores democráticos y la seguridad nacional; así como la posibilidad de empoderar, mejorar la salud e incrementar la calidad de vida de la población. Todo ello prestando atención a la necesidad de compartir experiencias mutuamente y construir una serie de buenas prácticas y regulaciones con miras a generar innovación al tiempo que se mantiene la confianza del público en estas tecnologías.

La declaración especifica que los objetivos consisten en promover la investigación y desarrollo en Inteligencia Artificial, prestando especial atención a evitar que esta tecnología se utilice al servicio de la represión y el autoritarismo; contabilizar y utilizar los marcos de cooperación multilaterales ya existentes orientados a ciencia y tecnología, como es el caso del “Memorandum de entendimiento entre la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos (NSF) e Investigación y Desarrollo del Reino Unido (UKRI)”, firmado en 2017; establecer áreas de cooperación para el futuro a partir de intereses comunes y desafíos complementarios; y coordinar esfuerzos con la academia, el sector privado y la comunidad científica en general con miras a organizar actividades para el impulso de esta área.

El documento, avalado por funcionarios tanto de Washington, Estados Unidos como de Londres, Reino Unido, afirma, “Intentamos establecer un diálogo bilateral de gobierno a gobierno en las área identificados en esta visión y explorar un ecosistema de investigación y desarrollo de inteligencia artificial que promueva el bienestar mutuo, la prosperidad y seguridad de las generaciones presentes y futuras”. Esta visión parece ir anticipándose a la creciente presencia de la Inteligencia Artificial la cual, para 2030, dominaría la economía mundial y proveería con un aumento del 120% en el flujo de efectivo de empresas que la implementen, según la consultora McKinsey.

Comparte tu opinión.