Estos son los peligros de fumar tabaco durante el embarazo

Diversas complicaciones médicas pueden ocurrir a corto y largo plazo tanto a la madre como al recién nacido si no se deja de fumar durante el embarazo.

 

NotiPress/- Fumar tabaco durante el embarazo expone al bebé y a la madre a sustancias perjudiciales que limitan la oxigenación y la nutrición. Los peligros de fumar tabaco durante el embarazo se han vinculado con muchos problemas de salud como: inconvenientes con la placenta, nacimiento prematuro y hasta pérdida del embarazo. Con el fin de prevenirlos, un equipo de investigación de la Universidad McGill realizó un arduo estudio donde se muestran éstos y otros de los peligros de fumar tabaco durante el embarazo.
Científicos de la Universidad McGill estudiaron durante 11 años y en más de nueve millones de partos en Estados Unidos los peligros de fumar tabaco durante el embarazo. En concreto analizaron 443 mil 590 casos de madres fumadoras y 8 millones 653 mil 198 de no fumadoras y llegaron a los siguientes resultados. Las madres fumadoras presentaron 40 por ciento más de riesgo de parto prematuro, 50% más de romper el saco amniótico antes del parto y 130% más de tener un bebé con bajo peso. Por otra parte, sorprendentemente descubrieron que fumar durante el embarazo disminuyó ciertos peligros como la preeclampsia, que puede provocar infecciones uterinas y una cesárea.
Empero, ello no significa que las mujeres embarazadas deban empezar a fumar porque hacerlo tiene graves consecuencias en la salud del bebé. Los investigadores señalan las más importantes y éstas son: diabetes infantil, enfermedades cardíacas, insuficiencia renal, problemas intestinales, pulmonares e incluso neurológicos. En cualquier situación, lo mejor es no fumar tabaco durante el embarazo con el fin de evitar los peligros y para ello el Centro Abrahamson recomienda transformar el ambiente cotidiano en lugar libre de tabaco. Igualmente, convivir con personas no fumadoras y visitar lugares donde esté prohibido para no convertirse la madre en fumadora pasiva.
Por otra parte aunque se evite fumar tabaco durante el embarazo los efectos de la exposición a éste de segunda mano puede traer consecuencias similares a si se fumara. Entre ellas señala la neumóloga y miembro de la European Respiratory Society, Fabiola Hanssen, las siguientes: muerte infantil súbita, bajo peso al nacer, ataques de asma, infecciones en el oído. Asimismo agrega que consumir cigarrillos electrónicos durante el embarazo tampoco es seguro ni una alternativa a considerar porque la mayoría contienen nicotina y ésta daña permanentemente el cerebro del bebé.
Dejar de fumar puede resultar complicado para quienes padecen una adicción y no se logra a la primera; no obstante, es posible y los más cercanos disfrutarán los beneficios. Hacerlo durante el embarazo reducirá los peligros que esto conlleva y es lo más recomendado tanto para la madre como para el recién nacido. Concretamente se recomienda dejar de fumar antes de la semana 15 de embarazo y de hacerlo antes del tercer trimestre, se elimina por completo un bajo peso en el recién nacido.

 

DEJA UNA RESPUESTA