Estudio de Oxford muestra el gran impacto del cambio climático en África

El cambio ambiental causado afectaría a 400 millones de personas

Pese a que África es el continente que menos contamina en el mundo, recibe el mayor impacto del cambio climático, todo debido a su ubicación geográfica

Un equipo del Laboratorio de Ecosistemas de la Universidad de Oxford estudió las copas de distintos árboles en África occidental para comprender el impacto del cambio climático en el dosel del bosque tropical y descubrió que los bosques más secos están en mayor riesgo que los húmedos porque han sufrido una homogeneización de la biodiversidad debido a su clima cálido y seco, lo cual podría tener impactos negativos no sólo en el funcionamiento de los ecosistemas sino también en los medios de vida de las personas afectando a más de 400 millones.

Dicho estudio fue publicado en la revista Nature Communications, se analiza cómo el cambio climático ha afectado la diversidad de los ecosistemas tropicales en África Occidental en las últimas décadas. En particular, el objetivo de los investigadores era saber qué región resultaba más afectada si las regiones tropicales-húmedas o las cálidas-secas.

Seis meses duró la investigación en los bosques de Ghana, dirigida por la Dra. Imma Oliveras, donde ella y su equipo recolectaron muestras de hojas y ramas de 299 árboles, ubicados a lo largo de la selva húmeda y antigua hasta el bosque seco y la sabana.

Los investigadores declararon que en un inicio esperaban ver un mayor impacto en los bosques húmedos; sin embargo, descubrieron lo contrario, los bosques secos mostraron disminuciones más fuertes de diversidad funcional, taxonómica y filogenética mientras los húmedos presentaron menos impacto e incluso hasta más humedad.

En general, las condiciones climáticas y del suelo explicaron los cambios en la diversidad y las diferencias en las respuestas entre los bosques tropicales más secos y húmedos. Asimismo esto demuestra que la disminución de la diversidad funcional, taxonómica y filogenética podría causar la pérdida de las funciones forestales, como la absorción de recursos, el ciclo y la producción de biomasa así como la resistencia a un clima cambiante.

Si esto sigue avanzado, los investigadores afirmaron, las funciones del ecosistema de las comunidades que muestran disminuciones en las tres facetas de la diversidad serían altamente vulnerables en un clima seco. Esto generaría grandes catástrofes tanto para el ecosistema como para la población africana, al menos un millón de especies estarían en peligro y 400 millones de personas se verían afectadas por el cambio climático.

Irónicamente, África es el continente más afectado por el calentamiento global y es el que menos contamina en el mundo. Desde 2010 las sequías son cada vez más duras y frecuentes, la razón se debe a su posición geográfica que la pone en un punto más propenso a los cambios bruscos de temperatura. El continente pasa de sequías a enormes inundaciones más rápido que en 2010. Los cambios ocasionan pérdidas de cosechas y por ende hambrunas, pobreza, además de problemas sociales como guerras civiles y migraciones masivas.

Con este estudio que muestra el gran impacto del cambio climático en África, los investigadores de Oxford reafirmaron la importancia de llevar a cabo investigaciones como éstas pero sobre todo, es necesario crear conciencia y acciones para contrarrestar el impacto del calentamiento global en dicho continente, ya que el fenómeno de las sequías, en particular, según cifras de su investigación, ha ocasionado la muerte de más de 45 mil personas desde 2010.

Comparte tu opinión.