Estudio muestra que la calidad del aire puede empeorar casos de Covid-19

Científicos del WEF y Clean Air Fund afirman que hay suficiente evidencia para relacionar los altos índices de contaminación con casos de gravedad de Covid-19

NotiPress.- El World Economic Forum (WEF) informó a través de una transmisión dirigida por Maria Neira, directora de salud pública en la Organización Mundial de la Salud (OMS) y especialista en cambio climático, sobre la relación entre los casos de Covid-19 que sufren complicaciones respiratorias y la mala calidad del aire en ciudades con altos índices de contaminación.

Maria Neira declaró que la contaminación provoca alrededor de 5 millones de muertes en el mundo, y afecta a 7 millones de personas al año. La gravedad de los problemas derivados de la contaminación puede variar, y las enfermedades respiratorias suelen pasar inadvertidas hasta que las personas afectadas presentan fallas respiratorias y cardíacas. Frente a ello, la población de riesgo, con altas probabilidades de padecer cuadros peligrosos de Covid-19, se extiende y presenta mayores dificultades, sobre todo en aquellas personas sin acceso a servicios básicos, de salud y en condiciones de pobreza.

Asimismo, el Clean Air Fund, organización de apoyo al medio ambiente y políticas contra la contaminación, realizó el estudio Breathing Space: Why and How We Must Build Back Better to Achieve Clean Air for Allsobre los retos, perspectivas, y análisis en torno al escenario de la pandemia de Covid-19 frente a la contaminación de las zonas urbanas e industriales con densidades de población elevadas e índices de pobreza considerables, como India y Nigeria. Esta investigación tiene como objetivo desarrollar estrategias frente a ambas problemáticas, con el apoyo de asociaciones civiles, organizaciones sin fines de lucro, y autoridades sanitarias en todo el mundo.

De acuerdo con la investigación de Clean Air Fund, la problemática central que vincula la severidad de la enfermedad Covid-19 con las condiciones de calidad del aire tiene dos causas: la exposición prolongada a los compuestos nocivos del aire contaminado en las ciudades o cerca de las zonas industriales, como dióxido de carbono, ozono, y óxido de nitrógeno, aumenta las enfermedades respiratorias y comorbilidades asociadas al sistema respiratorio; el potencial de esos compuestos para alojar al virus Sars-Cov-2 y llevarlo largas distancias genera un vehículo idóneo para los contagios, y permite que aumente la carga viral al ser respirado en cantidades elevadas.

Respecto a la calidad del aire, el estudio concluyó que por cada microgramo de contaminación en la escala de partículas contaminantes PM2.5, la mortalidad del Covid-19 puede aumentar de 4 a 8%. Con base en otras complicaciones generadas por no atender las problemáticas, Clean Air Fund estima que los costos asociados con muertes prematuras y enfermedades graves por la contaminación podrían ascender a cifras de 18 a 25 mil millones de dólares anuales en 2060. Por este motivo exhorta a los gobiernos a tomar posturas claras, invertir en políticas de salud pública, y no ignorar el vínculo entre las enfermedades y la calidad del aire como consecuencia de la crisis ambiental, como lo ha hecho el WEF en su transmisión.