El Periódico USA | En español del Rio Grande Valley, Texas.

Estudio revela que vapear duplica el riesgo de sufrir disfunción eréctil

La disfunción eréctil también podría estar relacionada con el vapeo, según estudio.

Además de ocasionar problemas cardíacos y respiratorios e incluso cáncer, los cigarrillos electrónicos podrían estar relacionados con la disfunción eréctil

NotiPress.- Estudios recientes de la American Cancer Society revelan que el vaper o cigarrillo electrónico puede contener nicotina y otras sustancias adictivas que podrían ocasionar enfermedades pulmonares, cardíacas e incluso cáncer. El vapeo puede significar un problema para las vías respiratorias, pero una nueva investigación advierte sobre su posible peligro especialmente para los hombres.

De acuerdo con los científicos de la Universidad de Nueva York, los resultados arrojaron que los hombres pueden duplicar el riesgo de sufrir disfunción eréctil. Además, duplicaron las probabilidades de contraer enfermedades cardíacas u otros problemas de salud típicamente asociados al vapeo.

El estudio realizado a más de 25 mil voluntarios hombres de 20 años en adelante sugiere que los cigarrillos electrónicos pueden ofrecer una alternativa para dejar el cigarro. Sin embargo, el doctor Omar El Sahawy, principal autor del estudio, señaló que existen desventajas potenciales al consumir cigarrillos electrónicos.

“Algunos cigarrillos electrónicos tienen concentraciones muy altas de nicotina; esto fue el detonante para examinar la relación entre el uso de vapers y la disfunción eréctil”, agregó. El también profesor asistente de la Escuela de Medicina Grossman en la Universidad de Nueva York explicó que su equipo de investigación examinó todos los datos disponibles relacionados con vapeadores masculinos.

Con ello, los investigadores se centraron en dos grupos de pacientes, el primero incluyó a 14 mil hombres de 20 años o más; algunos de ellos tenían antecedentes de enfermedad cardíaca. El segundo grupo incluyó a 11 mil hombres entre edades de 20 a 65 años, ninguno de ellos tenía algún diagnóstico previo de enfermedad cardíaca.

La mitad de los hombres en el primer grupo eran ex-fumadores, sólo la quinta parte reportó seguir fumando cigarrillos normales y el 14% dijo usar otro tipo de productos hechos con tabaco. En el segundo grupo, el 5,6% de los hombres afirmó vapear en ocasiones y el 2,5% indicó hacerlo todos los días.

Respecto a la disfunción eréctil se citó como un problema entre el 20,7% de los hombres en el primer grupo de hombres; en tanto, el segundo grupo los resultados fueron del 10%. Aunque hubo una diferencia significativa en los hallazgos sobre la disfunción eréctil, ambos grupos obtuvieron más del doble de riesgo de sufrir este problema.

Para sorpresa de los científicos, los resultados sobre el aumento de riesgo de sufrir disfunción eréctil tienen sentido ya que podría tratarse de un efecto secundario de la nicotina o de alguna otra sustancia. A raíz de este problema, los especialistas están enfocándose en encontrar cuál es el factor determinante cuyo potencial aumenta el riesgo y demostrar los daños colaterales del vapeo.

Los fabricantes de vapeadores sostienen que sus productos son seguros y efectivos para ayudar a las personas a dejar de fumar cigarrillos tradicionales. Lo cierto es que sus compuestos químicos y otros elementos podrían estar afectando en otros rubros a las personas.

Exit mobile version