Familia y amigos de Melissa Lucio celebran la suspensión de su ejecución

0
574
Los hijos de Melissa Lucio, Bobby Álvarez (2i), y John Lucio (d) acompañado de su esposa Michelle (i) y sus amigos Sabana (2d) y Casper (3i) y sus dos hijas posan junto a Sabrina Vantassel (3d), directora de un documental sobre Melissa, hoy lunes mientras celebran la decisión de la Corte de Apelaciones de parar la ejecución de su madre en un restaurante de Gatesville, Texas. EFE/Jorge Fuentelsaz

Gatesville (EE.UU.), (EFE).- La familia y amigos de la latina Melissa Lucio celebraron este lunes la decisión del Tribunal de Apelaciones de Texas de frenar su ejecución, prevista para este miércoles, con una distendida cena que tuvo lugar cerca de la prisión en la que sigue encarcelada la acusada.
Entre los asistentes estuvieron dos de los hijos que mayores esfuerzos han hecho por impulsar la campaña a favor de su madre, John Lucio y Bobby Álvarez, junto a la cineasta franco-estadounidense Sabrina Van Tassel, responsable del documental que expuso la larga lista de irregularidades que se produjeron durante el juicio de Melissa Lucio.
Con ellos compartía mesa el fundador de la organización Death Penalty Action, Abraham Bonowitz, y la mujer de John Lucio, Michelle Lucio, gracias a la cual, según contó a Efe Van Tassel, se inició la lucha por los derechos de Melissa.
“Ella fue la primera con la que entré en contacto. La única que inicialmente me hacía algo de caso”, aseguró la responsable del documental “The State of Texas vs Melissa”.
En total, cerca de treinta personas, todas ellas ataviadas con una camiseta negra con el mensaje “Free Melissa Lucio”, se reunieron en el restaurante Junction on Route 36, donde el ambiente relajado del establecimiento, repleto de elementos decorativos de sabor texano, coincidía con el humor de los comensales.
No era para menos, ya que el trabajo conjunto de todos ellos desembocó, cuando quedaban poco más de 48 horas para la ejecución, en una decisión judicial que podría llevar a que se celebre un nuevo juicio para Lucio, acusada de matar a su hija de dos años de una paliza, aunque ella siempre ha alegado que la pequeña, Mariah, se cayó por las empinadas escaleras de acceso de su residencia de entonces.
La familia espera, de hecho, que no se celebre otro juicio, sino que directamente se retiren los cargos presentados contra Melissa y que esta madre de 14 hijos pueda volver a su hogar tras 15 años de ausencia, después de que fuera arrestada en febrero de 2007, horas después de la muerte de la niña.
Melissa Lucio es la primera latina condenada a muerte en Texas, y de haberse llevado a cabo la ejecución, se habrían convertido en la primera mujer en recibir la pena capital en el estado desde 2014.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here