Formaciones geológicas revelan información para tratamientos de cálculos renales

Investigadores encuentran relación entre cálculos renales y formaciones geológicas para desarrollar mejores tratamientos

Científicos de la Universidad de Illinois descubrieron una relación entre formaciones geológicas y cálculos renales, factor decisivo para poder eliminarlos

NotiPress.- Con información de Mayo Clinic, los cálculos renales son depósitos duros de minerales y sales que se forman en los riñones, un mal que persigue a la humanidad desde hace siglos; de hecho, la cultura egipcia tiene registros de los primeros cálculos renales encontrados en personas hace 4 mil 400 años A.C.

A menudo son tan pequeños casi como un grano de arena y se eliminan a través de la orina sin causar dolor. Sin embargo, también los hay más grandes, demasiado para eliminarlos con medicamento, por tanto, es necesario una intervención quirúrgica para quitarlos.

Un estudio realizado por Mayo Clinic analizó y procesó cerca de 90 mil cálculos renales procedentes de todo el mundo. Los especialistas destacaron que cada año aumentan las cifras, un reflejo claro de que esta enfermedad va en aumento a nivel global.

Los nuevos estudios revelaron cómo se forman realmente los cálculos renales, un punto clave para tratar e incluso eliminar esta afección la cual causa mucho dolor. Mayo Clinic y la Universidad de Illinois desvirtuaron el consenso de que los cálculos renales se formaban metódicamente, estrato por estrato y eran difíciles de disolver.

“Antes de los resultados se pensaba que una vez formado y desarrollado un cálculo renal de calcio, era imposible disolverlo bajo las condiciones normales de un riñón”, explicó el doctor y director del Consorcio para Cálculos Renales Raros, John Lieske, en un comunicado para NotiPress. El doctor, junto con su equipo de investigadores, descubrió que los cálculos renales de oxalato de calcio se forman igual al travertino.

El travertino es una roca de las aguas termales de Mammoth en el Parque Nacional de Yellowstone en Estados Unidos, sus características de formación son muy similares a los cálculos renales. Ambos compuestos se forman en entornos naturales y atraviesan por ciclos repetidos de cristalización, disolución, fracturación y fallas, un proceso llamado diagénesis.

Gracias a la combinación de la biología y geología, la Universidad de Illinois con la experiencia de Mayo Clinic en urología y nefrología, descubrieron el camino hacia nuevos tratamientos. Ello con la intención de llevar a cabo el estudio y encaminar a la medicina a métodos poco convencionales para eliminar los cálculos renales.

De acuerdo con la clínica, los expertos en la salud seccionaron pedazos muy finos de los cálculos renales, los cuales fueron extraídos quirúrgicamente a pacientes voluntarios. “Se les corta de forma muy fina, tanto que pueda analizarse con luz ultravioleta para encontrar sus fallas y fracturas de formación y cortarlo al grado de disolverlo”, explicó Leiske.

Según el más reciente trabajo del equipo publicado en Nature Reviews Urology, el estudio arrojó más descubrimientos que, hasta el momento, son analizados por los especialistas de la Universidad de Illinois y Mayo Clinic. Ahora la intención de los científicos es clasificar los cálculos renales en distintas categorías únicas, a fin de saber con precisión dónde se forman los cálculos en el riñón.

DEJA UNA RESPUESTA