Hamilton da el primer golpe en Yas Marina

0
148

Abu Dabi, (EFE).- El inglés Lewis Hamilton (Mercedes), siete veces campeón del mundo de Fórmula Uno, marcó el mejor tiempo este viernes en la jornada de entrenamientos libres para el Gran Premio de Abu Dabi, el último del Mundial más apretado, emocionante y polémico de los últimos años, en Yas Marina; donde el neerlandés Max Verstappen (Red Bull) -líder del campeonato, con los mismos puntos (369,5) pero con un triunfo más que el anterior (9)- marcó el cuarto crono.
Hamilton, de 36 años -doce más que su principal rival- marcó el mejor tiempo del día en la segunda sesión, al cubrir los 5.281 metros de la recién ‘retocada’ pista de los Emiratos Árabes Unidos -que antes superaba los cinco kilómetros y medio- en un minuto, 23 segundos y 691 milésimas, 343 menos que el francés Esteban Ocon (Alpine) y con 392 sobre el Mercedes de su compañero finlandés Valtteri Bottas; en una jornada en la que todos dieron su vuelta rápida con neumático blando y antes de efectuar simulación de carrera, en la segunda sesión, que concluyó de noche y en la que Verstappen marcó el cuarto tiempo, a 641 milésimas del británico.
La joven estrella neerlandesa se quedó a más de seis décimas del astro británico en la más orientativa de las dos sesiones, la que arrancó a la misma hora que la calificación de este sábado y la carrera dominical, prevista a 58 vueltas, para completar un recorrido de 306 kilómetros. Un ensayo que su compañero mexicano Sergio Pérez acabó quinto, justo un puesto por detrás de él; y en el que los españoles Fernando Alonso (Alpine) y Carlos Sainz (Ferrari) se inscribieron sexto y noveno, respectivamente, en la tabla de tiempos.
En el primer entrenamiento, el mejor había sido Verstappen, al que le vale para ser campeón que ninguno de los contendientes acabe la carrera, dando lugar, después de una temporada cargada de incidentes y controversias, a nuevas conjeturas que apuntan que el Mundial pudiese resolverse mediante un accidente.
Algo que nadie desea. Al menos así lo escenificaron, durante la rueda de prensa oficial de la FIA que tuvo lugar en Yas Marina, los jefes de equipo de los dos equipos dominantes, que se juegan asimismo el Mundial de constructores: un título que quiere capturar por octava vez seguida Mercedes, que aventaja en 28 puntos a Red Bull.
En un Mundial en el que las chispas se convirtieron en llamas, este viernes el austriaco Toto Wolff, principal responsable de Mercedes, y el inglés Christian Horner, su homólogo en Red Bull, suavizaron la tensión, elevadísima en Qatar y desorbitada en Arabia Saudí. O al menos lo simularon. Hubo esta vez apretón de manos, ambos reconocieron el buen trabajo del rival, reivindicaron -pase lo que pase- la excelente temporada de sus respectivas escuderías; coincidieron en que ambos pilotos se merecerían el título y desearon que gane el suyo, de forma limpia. Sin mayores problemas en pista.
‘Mad Max’ había aventajado en tres décimas y media a ‘Sir’ Lewis -nombrado caballero por la Reina Isabel tras igualar el año pasado los siete títulos del alemán Michael Schumacher- a primera hora de la tarde, en un ensayo que Bottas acabó segundo, a 196 milésimas; y ‘Checo’ cuarto, a 354. Alonso se inscribió sexto en el primer acto, a seis décimas del nuevo gran ídolo de los Países Bajos; un entrenamiento que Sainz acabó a 877 milésimas de su primer compañero que tuvo en la F1; en la que ambos debutaron, en 2015, a bordo de un Toro Rosso.
Las primeras referencias buenas del fin de semana se marcaron, no obstante, en el segundo; que acabó antes de lo previsto, al ondearse la bandera roja a causa del accidente, sin mayores consecuencias físicas, del finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo), campeón mundial en 2007 (el último que ganó el título para Ferrari), que se retirará de la F1 -por segunda vez y a los 42 años- después de la carrera del domingo.
Kimi protagonizó el principal incidente de una jornada en la que ambos Mercedes acabaron por delante de los Red Bull en la tabla de tiempos. ‘Checo’ -que acabará cuarto el Mundial, por detrás de Bottas- fue quinto, a siete décimas del astro británico, que opta a un inédito octavo título. Todos con blandas, antes de completar tandas largas, ya con luz artificial.
Alonso, décimo en el campeonato, acabó la jornada con el sexto tiempo. El doble campeón mundial asturiano -que en el alerón trasero de su Alpine (al igual que su compañero Ocon, undécimo en el primer libre y tercero al final) sustituyó el nombre de su escudería por el de ‘El Plan’- paró el cronómetro a ocho décimas del crono del inglés.
Sainz, séptimo en el Mundial y que aún podría concluir quinto, marcó el noveno tiempo. En una jornada en la que su jefe de equipo, el italiano de origen suizo Mattia Binotto, reconoció que en la ‘Scuderia’ están “realmente satisfechos” con la primera temporada en el equipo del talentoso piloto madrileño, del que destacó su rápida adaptación, fruto de su dedicación y de su veloz aprendizaje.
Carlos se quedó, en su mejor vueltas a Yas Marina, a un segundo y 153 milésimas del crono de Hamilton.
El excéntrico y espectacular piloto de Stevenage dio el primer golpe. Pero los puñetazos de esta decisiva velada comenzarán a repartirse en la calificación de este sábado, horas después del tercer y último entrenamiento, que ordenará la formación de salida del gran combate final del domingo. En el circuito de la capital de los Emiratos Árabes Unidos. Donde se resolverá por cuarta vez un Mundial que por vigésima novena vez se decidirá -en los 72 años que cuenta la categoría reina- en la última carrera del año.
Adrian R. Huber

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here