Hanna deja estela de daños

McAllen.- Los vientos del huracán Hanna que avanzó en tierra el sábado por la noche y domingo perdieron paulatinamente su intensidad, pero alcanzaron a dejar una estela de daños y áreas inundadas en el Valle de Texas y ciudades del noreste de México principalmente Tamaulipas y Nuevo León, con las que residentes y autoridades se encuentran lidiando.

Algunas áreas del sur de Texas permanecían sin energía eléctrica hasta este lunes.

Arboles, postes y anuncios de diverso tamaño no resistieron la fuerza de las ráfagas huracanadas y cayeron, produciendo daños adicionales en propiedades o interrupción de la circulación por las avenidas de las ciudades de vehículos en el sur de Texas.

Una de las propiedades que resultó seriamente afectada fue la emblemática Plaza Mall de McAllen que lucía con destrozos externos, pero el daño mayor fue en su techumbre, que colapsó causando daños y filtraciones de agua principalmente a una de sus famosas tiendas, JC Penney, donde las áreas de exhibición de mercancías tenían el piso inundado que impedían el acceso regular al lugar.

Las lluvias, de acuerdo con uninformed del juez del Condado Hidalgo, Richard Cortez, registraron niveles de entre 8 y 12 pulgadas dependiendo del área.

Oficinas públicas e instituciones educativas que estaban abiertas al público decidieron suspender actividades este lunes, de igual forma muchos establecimientos comerciales.

Muchos de los árboles frutales que abundan en la región se vieron afectados, principalmente cítricos, aguacates y duraznos que o bien se derrumbaron ente el impulso de la tormenta o sus frutos cayeron al suelo.

Se hicieron recomendaciones a  los residentes texanos para que permanezcan en sus hogares y no viajen a menos que sea estrictamente necesario.