Impacta a frontera crisis migratoria y de salud

Reynosa.- En la plaza de la República, justo enfrente de la Aduana fronteriza de esta ciudad, permanecen cientos de migrantes con tiendas de campaña, muchos de ellos en espera de tener la oportunidad de cruzar a los Estados Unidos y otros que, tras un fallido intento de lograr el “sueño americano”, ha sido deportados. Todos ellos proceden en su gran mayoría de países de Centroamérica (Foto JLBgarza- IPhone)

El congresista Henry Cuéllar urge al DHS a dar prioridad a la salud y la seguridad de los agentes fronterizos y las comunidades fronterizas en medio del aumento de COVID-19

Por José Luis B Garza

Los efectos del COVID -19 y la irrefrenable ola de inmigrantes indocumentados que sumaron 20,000 en tan sólo una semana, que ha llegado hasta la frontera, entre la que se encuentra el área del Valle del Río Grande, han desatado una nueva crisis migratoria y de salud afectando inclusive al personal de la Patrulla Fronteriza que en número de 87 han sido contagiados en esta región.

El congresista Henry Cuéllar (TX-28) está urgiendo al secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, siglas en inglés) de los Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, a dar prioridad a la salud y la seguridad de los agentes fronterizos y las comunidades fronterizas en medio de un desmesurado aumento de COVID-19 en el Valle del Río Grande.

El aumento de COVID-19 ha resultado en el cierre de la ONG Catholic Charities; cerca de 70 agentes fronterizos dando positivo por COVID-19 en el sector del Valle Del Río Grande (RGV, siglas en inglés); 17 agentes fronterizos dando positivo por COVID-19 en el sector de Laredo y 233 camas de hospital ocupadas en el área local.

Además, el 27 por ciento de los niños no acompañados deportados durante la semana anterior dieron positivo por COVID-19 y Brownsville experimentó una tasa de positividad del 15 por ciento. La Patrulla Fronteriza también está enviando inmigrantes directamente al sitio de pruebas COVID-19 de McAllen.

Las altas tasas de positividad y el cierre de ONG se producen cuando el Valle del Río Grande ha visto una avalancha de migrantes, un aumento del 478% en los encuentros en junio de 2021 en comparación con junio de 2020.

Sólo la semana pasada se vieron casi 20.000 encuentros en el Valle del Río Grande, lo que se suma a los más de 1.000.000 de encuentros totales en lo que va de año y 330.000 en el sector del Valle del Río Grande.

“La pandemia de COVID-19 ha causado muchos desafíos en todo el país. Las comunidades fronterizas enfrentan desafíos particulares debido a la afluencia de migrantes que llegan todos los días. El Secretario del DHS debe dar prioridad a la salud y la seguridad de los agentes fronterizos y las comunidades fronterizas para ayudarlos en esta emergencia de salud pública.” dijo el Congresista Cuéllar. “Estos agentes son la encarnación de lo que representa la Patrulla Fronteriza de los EE. UU., una agencia federal de aplicación de la ley que tiene la tarea de proteger nuestras fronteras mientras sigue profundos códigos de profesionalismo y cuidado al interactuar con civiles y nuestra comunidad. Durante toda la pandemia, hemos apoyado y agradecido a nuestros trabajadores esenciales por sus sacrificios. Sin embargo, nuestros agentes de la patrulla fronteriza han estado sirviendo sin agradecimiento a nuestra frontera sur y procesando inmigrantes, a pesar de los peligros del virus. Si bien somos extremadamente afortunados por la vacuna que ha salvado muchas vidas, debemos dar prioridad a la salud y el bienestar de nuestros hombres y mujeres en las comunidades azules y fronterizas.”

DEJA UNA RESPUESTA