Impresión 3D: un brillante futuro para la industria automotriz

Esta tecnología podría ayudar a la fabricación sostenible, la producción de partes descontinuadas y la construcción de vehículos más seguros

NotiPress.- La impresión 3D ha penetrado en un sinfín de industrias, como la de la construcción, de la salud y, por supuesto, la automotriz. En este caso en particular, la impresión 3D supone un futuro prometedor para los automotores, ayudando a la fabricación sostenible, la producción de partes descontinuadas y la construcción de vehículos más seguros. Recientemente Ford Motor Company y HP Inc dieron a conocer una colaboración en este ámbito, para transformar el desecho de impresiones 3D en autopartes. Según un comunicado, las partes fabricadas con dicho método tienen una mejor resistencia química y a la humedad que las versiones convencionales y son un 7% más ligeras y cuestan 10% menos.

El objetivo de asociarse con HP, empresa líder en venta de impresoras, es reutilizar de manera innovadora polvos y piezas gastadas impresas en 3D para convertirlas en piezas de vehículos moldeadas por inyección. Estas piezas moldeadas por inyección resultantes son más amigables con el medio ambiente, sin comprometer su durabilidad ni los estándares de calidad de la industria automotriz, de acuerdo a Ford. La compañía dio a conocer el 25 de marzo que estos materiales reciclados se están utilizando en sus camionetas Super Duty F-250. Ford también ha identificado otras piezas en vehículos existentes las cuales podrían beneficiarse de este método en un futuro cercano, a la par de su implementación en nuevos modelos.

Imprimir en 3D es un proceso altamente eficiente, ya que las impresoras 3D recurren a amplias estrategias de reciclaje para reutilizar la mayoría de sus propios residuos. Sin embargo, esta nueva solución de Ford y HP va un paso más adelante y promete un proceso de impresión 3D cercano a una producción sin desechos. Actualmente Ford cuenta con más de sesenta impresoras 3D de HP, con las cuales produce más de 40 mil alineadores al día, y pretende alcanzar la meta de materiales 100% sostenibles en un futuro.

En el terreno de las piezas descontinuadas, la empresa SOLIZE, quien comenzó a desplegar las primeras impresoras 3D en Japón, anunció una asociación con HP para fabricar piezas para los automóviles NISMO. Según un comunicado del 16 de marzo, estas empresas serán las primeras en ofrecer una producción altamente eficiente, de grado industrial y rentable de piezas de repuesto para NISMO, la división de automovilismo y de tuning de Nissan Motor Company.

Producir o almacenar piezas para vehículos descontinuados, mejorados o reacondicionados suele ser costoso, debido a la necesidad de conservar los moldes y administrar el almacenamiento y la logística del inventario. En este sentido, según SOLIZE, la fabricación digital y la impresión 3D permiten un diseño flexible y la confección de un inventario virtual que satisfaga la demanda de piezas complejas mientras reduce los costos. Adicionalmente, señala la empresa, la producción 3D sostenible contribuye a la reducción de los desechos industriales y las emisiones de dióxido de carbono a lo largo del ciclo de vida del producto.

Aunado a estos avances, un estudio publicado en la revista Materials & Design sugiere que un nuevo material para impresión 3D podría utilizarse en un futuro en la industria automotriz. Este consiste en una combinación de plásticos de uso común con nanotubos de carbono y resulta más resistente y ligero comparado con formas similares de aluminio. El material podría conducir al desarrollo de estructuras más seguras, ligeras y duraderas para usarse en las industrias aeroespacial, automotriz y marina.

Conforme avanza la tecnología, surgen nuevas implementaciones para la impresión 3D, un método de fabricación que llegó para quedarse. Aunque ya se utiliza dentro de la industria automotriz, los progresos recientes en la materia prometen un futuro brillante mediante nuevos procesos de impresión y soluciones de manufactura sostenibles.

Comparte tu opinión.