Incesante flujo de indocumentados en el Valle de Texas

Grupos integrados por más de cien personas indocumentadas han estado cruzando hacia Estados Unidos en el Condado Hidalgo. (Foto cortesía de la Patrulla Fronteriza)

Edinburg, Texas –Los agentes de la estación de la Patrulla Fronteriza McAllen (MCS) se encontraron con varios grandes grupos de extranjeros indocumentados que ingresaban al condado de Hidalgo, Texas, de acuerdo con un reporte difundido por la dependencia gubernamental encargada de la vigilancia en esta frontera.

El lunes por la tarde, los agentes de MCS que trabajaban cerca de Mission, Texas, respondieron a un informe de un gran grupo de extranjeros que cruzaban ilegalmente el río Grande. Cuando los agentes llegaron a la zona, observaron a decenas de personas formadas por familiares y niños extranjeros no acompañados (UAC) cruzando el río. En respuesta los agentes arrestaron a 110 extranjeros en total. Se identificaron 53 grupos familiares dentro del grupo.

Cuando los agentes terminaron de examinar al primer grupo, recibieron informes de que se estaba formando otro gran grupo en las riberas del río Bravo, del lado mexicano, listo para cruzar. Los agentes respondieron a la misma zona y observaron varias balsas inflables llenas de adultos y niños cruzando el río. El segundo grupo estaba formado por 35 miembros de la familia y 24 niños no acompañados. Se detuvo a un total de 105 personas.

Por la mañana del miércoles, los agentes de MCS respondieron una vez más a dos grandes grupos de familias y UAC, esta vez cerca de Peñitas y Abram, Texas. Otras 154 personas fueron detenidas.

En el mes de febrero, agentes del Sector Valle del Río Grande aprehendieron 16,583 Unidades Familiares y 11,242 UAC. Esto ha marcado un aumento de más del 100% en ambas categorías. Este año, los agentes de RGV se han encontrado con 19 grupos de 100 o más personas que ingresan ilegalmente a los Estados Unidos.

La Patrulla Fronteriza está procesando a los sujetos en consecuencia.

Incesante flujo de indocumentados se registra en el sur de Texas, quienes cruzan el río Bravo para entregarse a la Patrulla Fronteriza.

Incluso con la propagación del virus COVID-19, los traficantes de personas continúan intentando estos intentos sin tener en cuenta las vidas que ponen en peligro ni la salud de los ciudadanos de nuestra gran nación.

“Los agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos del Sector del Valle del Río Grande continuarán salvaguardando a la nación y la comunidad contra estos elementos criminales”, expresó un vocero oficial.