La Unidad Contra Fraude Electoral del Procurador Paxton arresta a 4 personas

0
7

• Por Fraude Electoral Organizado en Fort Worth

AUSTIN – El Procurador General Ken Paxton anunció que cuatro individuos fueron acusados de 30 cargos de delito grave de fraude electoral y fueron detenidos tras una larga investigación de la Unidad Contra Fraude Electoral de su agencia. Los acusados , todos los miembros de un grupo involucrado en fraude electoral organizado, recibieron pago por enfocarse en votantes ancianos de ciertos recintos de Fort Worth en el sector norte, en una artimaña para generar una gran cantidad de boletas de votación por correo y luego utilizar esos votos para favorecer a candidatos específicos en el 2016.

“Las boletas de votación por correo están diseñadas para facilitar la votación a personas mayores de Texas. Desafortunadamente esta conveniencia tiene extrema vulnerabilidad al fraude,” dijo el Procurador General Paxton. “Mi oficina se compromete a garantizar que los recolectores de votos pagados que generan fraudulentamente las papeletas por correo, robando votos de personas mayores, rindan cuentas de sus actos despreciables y por el daño que causan al proceso electoral”.

Leticia Sánchez fue acusada en un cargo de votación ilegal, un delito grave de segundo grado castigable con pena de prisión de dos a 20 años, si es declarada culpable. Todos los acusados en el caso enfrentan cargos de delito castigable con encarcelamiento por proveer información falsa en una solicitud de boleta de votación por correo – Sanchez (16 cargos), Leticia Sanchez Tepichin (10 cargos), María Solís (dos cargos) y Laura Parra (un cargo).

La recopilación de votos se realiza generalmente en dos fases: proliferación y recopilación. En la primera fase, se prolifera la solicitud de boletas de votación por correo enfocándose en ciertos precintos. Entonces, cuando las boletas son enviadas por las oficinas electorales, las personas recopiladoras intentan interceptar las boletas directamente, o “asistir” a los votantes de edad avanzada con sus boletas de votación asegurando así que los votos van para los candidatos elegidos por los recopiladores. En la mayoría de los casos, los votantes no saben que sus votos han sido robados.

Una investigación al grupo organizado de fraude electoral en Fort Worth por parte de agentes de la Procuraduría General determinó que las solicitudes fraudulentas de boletas fueron generadas a través de las firmas falsificadas y alterando historiales de solicitudes y reenviarlas sin el conocimiento de los votantes. Los recopiladores también utilizaron engaños para obtener las firmas de los votantes. Muchos de los votantes fueron obligados a cancelar sus boletas para votar en persona y algunos se vieron obligados a recibir boletas primarias para el partido político apoyado por los recopiladores, aun cuando no haya sido el partido por el cual los votantes querían votar.

De 2005 a 2017, la Procuraduría General ha procesado a 97 acusados de numerosas violaciones de fraude electoral. Sólo este año, la Unidad contra Fraude Electoral del Procurador General Paxton, con la ayuda de una subvención de justicia penal de la oficina del gobernador, ha procesado a 33 acusados de un total de 97 violaciones de fraude electoral. En febrero, la Procuraduría anunció una importante iniciativa de lucha contra el fraude electoral  para abordar problemas clave y áreas de política relacionadas con la ley electoral.