Las dudas sobre la vacuna del COVID

 

Para La Red Hispana

Uno de los más rigurosos y extensos estudios sobre la aceptación de la vacuna del COVID-19 arroja preocupantes cifras sobre la desconfianza y temor de las comunidades de color de los Estados Unidos, específicamente latina y afroamericana, a ponerse la vacuna tan pronto como sea aprobada por la FDA y esté disponible, lo cual puede ocurrir en un plazo relativamente corto de tiempo.

Con la participación de 1,050 adultos afroamericanos y 258 adultos latinos y elaborado en septiembre, antes de que se conocieran los avances en las vacunas de Pfizer, Moderna y AstraSeneca, el sondeo muestra que sólo el 18% de los adultos afroamericanos y 40% de los adultos hispanos confían en la efectividad de la vacuna.

De la misma forma, apenas el 14% de los adultos afroamericanos y el 34% de los adultos hispanos, creen que la vacuna será segura.

Como resultado de las dudas o el desconocimiento de la seguridad y efectividad de la vacuna, el estudio muestra que ocho de cada 10 adultos negros esperarían para recibir la vacuna en lugar de recibirla tan pronto como esté disponible y sólo el 19% lo obtendría lo antes posible. Aproximadamente siete de cada 10 adultos hispanos también esperarían.

Se trata de cifras alarmantes si consideramos que las comunidades hispanas y afroamericanas están siendo devastadas desproporcionadamente por la pandemia. Tanto las cifras de contagio, hospitalizaciones y muertes son superiores a las de los blancos no hispanos, una tendencia que incluso se ha agravado para la comunidad latina.

Pero el estudio, comisionado por el Colectivo COVID, Langer Research, UNIDOSUS y la NAACP, ofrece una hoja de ruta para lograr elevar los niveles de aceptación de la vacuna entre ambas comunidades. Entre sus recomendaciones:

·      Desmitificar el proceso del desarrollo de la vacuna, asegurando que las comunidades tengan acceso a información de calidad que ayude a desarrollar su comprensión de la ciencia.

·      Apoyarse para ello en personas o instituciones en las cuales confían las comunidades. La lista la encabezan el Dr. Anthony Fauci, la FDA, las farmacias y las farmacéuticas.

·      Los mejores mensajeros son con frecuencia los personajes más cercanos a casa, incluyendo líderes comunitarios y en particular, los médicos familiares o en su caso, los promotores de salud.

·      Los mensajes deben enfatizar un sentido de responsabilidad personal para la vacunación y promover la presión social.

El estudio muestra que la resistencia a la vacunación es marcadamente menor en las comunidades hispanas que en las negras, y los niveles de confianza en las instituciones y los mensajeros institucionales es marcadamente más alto. Por lo tanto, se requieren estrategias diferenciadas para lograr elevar cuanto antes el nivel de aceptación de una vacuna que podría ser vital para ambas comunidades.

El estudio completo puede leerse aquí:

https://static1.squarespace.com/static/5f85f5a156091e113f96e4d3/t/5fb72481b1eb2e6cf845457f/1605837977495/VaccineHesitancy_BlackLatinx_Final_11.19.pdf