Las sobredosis cuestan un billón de dólares anuales a Estados Unidos

0
133
Fotografía de archivo de un decomiso en EEUU. EFE/EPA/ERIK S. LESSER

Nueva York, (EFE).- Las sobredosis por drogas ya cuestan un billón de dólares anuales a las arcas de Estados Unidos, que ha visto acelerarse la crisis de los opioides durante la pandemia de covid-19 principalmente debido al tráfico ilegal de fentanilo, según un informe publicado.
El dato, superior a las últimas estimaciones, se destaca en un informe elaborado por la Comisión para la Lucha contra el Tráfico de Opioides Sintéticos en EE.UU., formada por funcionarios de varias agencias federales, desde Seguridad Nacional hasta el Tesoro, y legisladores de distinto signo político.
El consejo de asesores económicos de la Casa Blanca calculó en 2018 que el coste de las muertes por sobredosis ascendía a 696.000 millones de dólares, pero desde entonces ha aumentado la demanda de opioides, en parte debido al empeoramiento de la salud mental durante la pandemia, y las cifras se han agravado.
De acuerdo a los expertos, desde 1999 las sobredosis por drogas han matado a un millón de personas en el país y las sobredosis mortales están en niveles nunca vistos, con unos 100.000 fallecidos por ese motivo solo en el año de estudio comprendido entre junio de 2020 y mayo de 2021, es decir, 170 al día.
En dos tercios de esas muertes, que sobre todo afectaron a personas jóvenes de entre 18 y 45 años, había presencia de opioides sintéticos y el más común de ellos era el fentanilo, una droga 50 veces más potente que la heroína, que la comisión considera el “impulsor principal de la epidemia” actual.
El informe señala que el origen del fentanilo que se incauta en EE.UU. ha evolucionado desde su expansión en 2014 y ahora es de muy baja pureza y procedente de México, donde se fabrica en laboratorios ilegales con materia prima generalmente traída de China y atraviesa la frontera por tierra gracias a organizaciones criminales.
Los expertos aluden directamente al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al que reclaman “hacer más” contra “la amenaza que los cárteles suponen para la salud y seguridad” en México y EE.UU., y le recriminan el “incesante” flujo de precursores (químicos) de la República Popular China a México.
La comisión, que pide a Washington colaborar con los países implicados en la cadena de suministro de las drogas, concretamente China, India y México, sugiere 78 medidas urgentes para combatir la crisis y considera esenciales “nuevos métodos, recursos adicionales y la reconsideración de las intervenciones en marcha”.
En el documento de 70 páginas, los expertos aseguran que los opioides sintéticos suponen más que una emergencia de salud nacional, porque “amenaza la seguridad nacional y el bienestar económico del país”, y los comparan con “una arma de destrucción masiva a cámara lenta en forma de pastilla”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here