Llegó Trump al Valle; escala en McAllen antes de llegar a Alamo

El presidente Donald Trump antes momentos antes de abordar el helicóptero que lo traslada a la ciudad de Alamo.

Por José Luis B Garza

McAllen.- El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, visitó el Valle de Texas para destacar el significado de la construcción de 453 millas de muro en la frontera con México y los logros  que en materia de control migratorio se han alcanzado durante su administración.

Advirtió, asimismo, que la libertad de expresión se encuentra en riesgo y que esto debe de ser considerado por el presidente electo Joe Biden, al tiempo que destacó la buena relación que ha mantenido con el presidente de México a quien calificó como su amigo.

Al referirse a las medidas adoptadas por su gobierno en materia migratoria destacó, con dedicatoria para el presidente electo, Joe Biden, que “Si se revierten nuestras medidas en la frontera, se desatará un maremoto de inmigración ilegal, una ola como la que nunca hemos visto, y puedo decirles que ya están empezando a venir olas desde una distancia de 2,000, 1,000 y 500 millas, vemos que vienen”, lo que designó como “una calamidad absoluta para la seguridad nacional, la seguridad pública y la salud pública.

“Destruirá millones y millones de empleos y se llevará miles de vidas inocentes”, dijo.

Hizo un recuento delas cifras de aprehensiones de indocumentados y delincuentes, así como decomiso de drogas elogiando la labor de la Patrulla Fronteriza y Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Al destacar lo que calificó como buena relación con México y su presidente mencionó que “hemos desplegado en México 27,000 soldados que se encuentran vigilando la frontera”,

Defendió, asimismo, las restricciones al asilo que implementó y que obligan al los solicitantes a permanecer fuera del país. Miles se encuentran en la frontera norte de México en espera de ser admitidos en la Unión Americana.

 

Durante su discurso frente al muro fronterizo en Alamo.

A una semana de que concluya su periodo de gobierno al frente del país, el presidente Donald Trump  hizo su arribo a la ciudad de Harlingen, donde aterrizó el “Air Force One” de donde descendió el mandatario estadounidense a la 1:05 pm en lo que significó su primer aparición pública desde los hechos violentos ocurrido en el Capitolio en Washington DC.

Su visita estuvo enmarcada por manifestaciones de simpatía de grupos afines al mandatario pero, también, de protestas de grupos de defensores de los derechos de los migrantes.

Tras bajar de la escalinata de la nave, luego de saludar a un grupo de simpatizantes, abordó el helicóptero que lo trasladó a un tramo del muro fronterizo construido en las márgenes del Río Grande en la  ciudad de Alamo.

Previo a la llegada a Alamo el presidente viajó a la ciudad de McAllen.

En esta ciudad descendió el helicóptero para, después, abordar el vehículo oficial que lo condujo por tierra hasta el tramo del muro que le sirvió de fondo para pronunciar un mensaje.

Después de su alocución frente al muro abordó de nuevo un vehículo oficial partiendo hacia McAllen donde retomó el helicóptero que lo traslado a Harlingen para de ahí emprender el vuelo de retorno poco antes de las cuatro de la tarde.

Viajaron con el presidente el senador Lindsey Graham; Mark Morgan, comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza; Tom Homan, exoficial de ICE; Dan Scavino, jefe adjunto de personal de la Casa Blanca; Brooke Rollins, abogada y directora interina del Concilio de Política Doméstica de la administración Trump y Judd Deere, portavoz de la Casa Blanca.

Comparte tu opinión.