Los españoles no bajan del par en la primera jornada del Masters

0
169
Sergio García. EFE/EPA/JUSTIN LANE

Augusta (Georgia, EEUU), (EFE).- El castellonense Sergio García, el vizcaíno Jon Rahm y el guipuzcoano José María Olazábal, los tres españoles en el Masters, el primer grande del año que se disputa esta semana en el histórico recorrido de Augusta National, no han logrado bajar del par en su primera jornada.
“Siento que jugué bastante bien la mayor parte de la ronda. Por alguna razón me están costando los pares cinco en este campo. Parece que no consigo hacer buen resultado en ellos, algo necesario si quieres acabar bien aquí”, dijo a EFE García, que acabó al par, entre los 20 primeros de la clasificación y a cinco golpes del líder, el surcoreano Sungjae Im (-5).
El castellonense, ganador de la edición de 2017, sigue sintiendo la misma presión al dar su primer golpe de salida después de 23 Masters. “Me sigo poniendo nervioso. Sigues intentado hacerlo bien y no importa que hayas ganado antes. Al final eso no te ayuda con los golpes y los botes”, dijo García, que ha disfrutado del regreso de los “patrones”, como denominan a los espectadores en Augusta.
“Es la noche y la mañana. Augusta sin los patrones no es lo mismo. Escuchar los rugidos y los aplausos es muy especial. Hace todo mucho más especial”, agregó el golfista castellonense.
“He jugado muy bien y me han tocado cuatro bolas con barro. ¿Qué puedo hacer con eso? Es mala suerte y eso es lo que me frustra. Es todo lo que puedo decir”, dijo a EFE un frustrado Jon Rahm, que ha terminado la primera ronda de su quinto Masters con +2.
“Es bueno escuchar los ánimos y la atmósfera. Creo que va a haber una gran diferencia más el domingo que el jueves”, agregó con una nota positiva el actual número dos del golf mundial, que ha terminado entre los diez primeros en sus cuatro últimas participaciones en el Masters.
Por su parte, José María Olazábal, ganador de dos chaquetas verdes en Augusta en 1994 y 1999, ha sentido las lesiones y las duras condiciones del campo en su trigésimo tercera participación.
“No he disfrutado mucho de mi juego. No he jugado tan bien y digamos que me lo esperaba”, dijo a EFE el bicampeón de 56 años, que ha dado el primer golpe de la competición y ha terminado con +5.
“Creo que van a tener una tarde dura. Todos sabemos lo difícil que es este campo cuando sopla el viento. No va a haber muchos jugadores bajo el par”, pronosticó Olazábal al final de su ronda mientras salían al campo los grupos de la tarde con los otros dos españoles. EFE
jlg/msp

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here