México celebra la victoria de Arce en Bolivia y la considera una “lección”

El candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, saluda luego de votar en una escuela en la ciudad de La Paz (Bolivia). EFE/Joédson Alves

México, (EFE).- El Gobierno de México, que hace un año refugió al expresidente boliviano Evo Morales, celebró este lunes la victoria de Luis Arce en las elecciones de Bolivia y la calificó de “lección” en defensa de la autodeterminación y la democracia.
“Las más sinceras felicitaciones de México al pueblo boliviano por la extraordinaria jornada democrática en la que fue electo Luis Alberto Arce, entrañable compañero y amigo de nuestro país”, expresó en Twitter el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, quien añadió: “Esperanza y júbilo para América Latina!!!”.
En otro mensaje, el secretario de Relaciones Exteriores de México dijo que el resultado electoral es una “lección que ha dado el pueblo boliviano en defensa de su autodeterminación y su democracia” y dijo que “perdurará en nuestro continente”.
Si bien todavía no hay resultados oficiales, una encuesta a pie de urna da la victoria con más del 50 % de los votos a Luis Arce, candidato presidencial del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales.
Mientras el organismo electoral boliviano avanza en el recuento oficial, ya reconoció la victoria del MAS la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, quien asumió el poder tras la dimisión y huida de Morales, forzado a renunciar por los militares.
En un comunicado, el Gobierno de México expresó “sus mejores deseos al próximo presidente boliviano, al tiempo que le manifiesta su deseo de apoyarle a tener un desempeño exitoso y con ello honrar los históricos vínculos de amistad y fraternidad entre ambos pueblos”.
Asimismo, México invitó al nuevo presidente boliviano a que “reactive su participación” en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), de la que se retiró el Gobierno interino de Áñez.
El 12 de noviembre de 2019, Evo Morales llegó a México refugiado por el Gobierno mexicano tras haber sido forzado a dimitir por los militares a raíz de un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que denunciaba un fraude electoral en Bolivia, algo considerado un golpe de Estado por Morales.
El asilo de Morales generó serias tensiones entre el Gobierno interino de Bolivia y el de México, que denunció hostigamientos en la embajada mexicana en La Paz.
En diciembre de ese año, cuando el izquierdista Alberto Fernández llegó al poder en Argentina, Morales se mudó a Buenos Aires para estar más cerca de Bolivia.
Varias personalidades del continente celebraron este lunes la victoria de Arce, como el presidente argentino, Alberto Fernández, el venezolano, Nicolás Maduro, o el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.
El canciller argentino, Felipe Solá, recordó en Twitter que la decisión hace un año de Fernández y del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, “salvó la vida de Evo Morales”.
“El gran triunfo del pueblo es histórico, inédito y único en el mundo: a un año del golpe, recuperamos el poder político democráticamente con la conciencia y la paciencia del pueblo”, expresó Evo Morales.
La encuesta de Ciesmori para las cadenas de televisión Unitel y Bolivisión da un 52,4 % de los votos al candidato presidencial del MAS, Luis Arce, con lo que sería el ganador al tener más del 50 % de votos.
A continuación quedaría Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, con el 31,5 %, seguido de Luis Fernando Camacho, de Creemos, con el 14,1.

Comparte tu opinión.