14.5 C
McAllen
Friday, January 27, 2023
InicioOpiniónAlfredo CuéllarMUNDO CONVULSO: Los 12 problemas que aquejan a la Humanidad

MUNDO CONVULSO: Los 12 problemas que aquejan a la Humanidad

La historia del mundo es la suma de aquello
que hubiera sido evitable.
Bertrand Russell

 INTRODUCCIÓN
Sin duda alguna, el ser humano es el mamífero que más ha evolucionado. Por su capacidad para organizarse y trabajar en equipo ha poblado, dominado e impuesto sus intereses en el resto de las especies. Sin embargo, esa inteligencia prodigiosa de los humanos contradice mucho el constante acecho de calamidades que año con año, mes a mes y día a día avanzan afectándonos con pocas posibilidades de que se encuentre solución.  
En algunos casos existen las respuestas previsibles y disponibles para resolver o mitigar esos problemas, pero no se usan por conflictos de interés preexistentes o simplemente por no ponernos de acuerdo.  Es por tanto pertinente el título de este ensayo: “Mundo Convulso.”
 
LOS PROBLEMAS
Statista (Portal de Estadística para Datos de Mercado) publicó, a través de su departamento de Investigación, el 22 de octubre del corriente año en curso, una reseña de los problemas que aquejan a la humanidad en una encuesta mundial.  Estos problemas son: 1) Inflación, 2) Pobreza e Inequidad Social, 3) Desempleo, 4) Crimen y Violencia, 5) Corrupción Financiera y Política, 6) Salud, 7) Cambio Climático, 8) Impuestos, 9) Educación, 10) COVID-19, 11) Migración y 12) Declive Moral.  Lo siguen otros temas con un porcentaje de preocupación notablemente menor a los doce enunciados.
 
1)    INFLACIÓN
Cuando un porcentaje notable de la población está desempleado y otro grupo mayor vive a diario con lo que gana, no es casualidad que la gente mencione en primer lugar a la inflación.  Es algo que le duele directo y a diario a los más vulnerables de ingresos.
Mientras que el detonador de la inflación a nivel mundial ha sido la pandemia con sus respectivos ciclos, la inflación es una compleja relación de oferta y demanda la que lo causa.  No quedan exentos de culpa compañías que a río revuelto quieren aumentar sus ganancias.  Por ejemplo, las compañías de petróleo que tratan de compensar lo que perdieron en la pandemia inflando los precios con diversas artimañas. Las buenas noticias son que en las naciones con disciplina y responsabilidad la inflación pinta a estabilizarse.  Las malas son que en la mayoría de las naciones por la corrupción, intereses políticos, desinterés por los que sufren o incapacidad plena, la inflación no ha tocado fondo.
 
2)    POBREZA E INEQUIDAD
Billones en el mundo, uno de cada 10 vive en extrema pobreza, medido por la línea internacional de pobreza.  Hablamos de 689 millones que sobreviven con menos de $1.90 dólares diariamente. Pero son más de dos billones, o sea más del 26% de la población los que viven con $3.20 dólares. Vivir en pobreza significa hambre, falta de un techo, estar enfermo sin posibilidades de ser atendido por un médico, sin acceso a educación o sea analfabeto literal o funcional, no tener trabajo, temor al futuro, cada día es un milagro y se sobrevive, pierden a sus hijos por tomar agua insalubre, viven en vulnerabilidad extrema, nadie los representa y desconocen la libertad que sólo viene con opciones de vida.  Las malas noticias son que, en todas las naciones, incluyendo México y Estados Unidos existe este tipo de pobreza que toma los matices de cada nación y que la gente condena o se hace de la vista gorda.  Las buenas noticias son que es uno de esos problemas con solución y a través de acciones políticas grandes logros se pueden hacer.  De la inequidad, ni hablamos, es pobreza en diversos niveles que alternan con lugares privilegiados.
 
3)    DESEMPLEO
La falta de un empleo tiene complejidades muy grandes.  Hay profesionales con grado de doctorados sin empleo como existen muchos sub-empleados y muchos más que toman la iniciativa de usar un carretón para vender fruta.  La verdad, sin embargo, es que tiene el desempleo conexiones a niveles de educación, desarrollo de varios sectores y estabilidad política y fiscal.  En los Estados Unidos se tiene una cifra récord de personas que han dejado su empleo para tomar otro más bien remunerado. 
Las buenas noticias son que éste es uno de los renglones en los que más puede influir el gobierno atrayendo inversionistas, motivándolos a que se creen diversos negocios y en última instancia actuando el mismo gobierno como empleador o facilitando préstamos para crear negocios.  En dos décadas el desempleo más bajo a nivel mundial ha sido de 5.41% en el 2008 y actualmente es de 6.18%.  Las malas noticias son que la complejidad de tantas variables que pueden ser abatidas por la armonía de políticas gubernamentales y los empresarios, se diluyen y se hacen poco efectivas por la corrupción; esto hace que el ciclo de desconfianza entre ciudadanos y gobierno aumente y siempre los menos preparados son los que más sufren.
 
4)    CRIMEN Y VIOLENCIA
Siendo mis lectores fundamentalmente de Estados Unidos y México, éste es un tema que constantemente se coloca en primerísimo lugar en México y actualmente es una de las tres preocupaciones más importantes en los Estados Unidos. 
Los expertos tienen bien identificadas las razones que hacen a un sujeto violento y violador de la ley: tener una historia de haber sido víctima en sus años infantiles y/o juveniles; déficits de aprendizaje como bajos índices de atención y/o hiperactividad, bajo IQ, mala crianza en el control de su conducta (padres y maestros permisivos), ausencia o niveles bajos de identidad y habilidades sociales, incluyendo falta de destreza para procesar información; y alto estrés emocional.  Pero por supuesto que todo este tema es más complejo, por ejemplo, en el caso de México se vive un clima de crimen organizado, semi-organizado, y desorganizado que da opciones a los que viven en la pobreza y a desesperados que anhelan más ingresos, más rápido.  Se ha creado en México una cultura de violencia con malas policías, peores jueces y gobernantes fallidos en sus estrategias.  Si menos de 2 delitos denunciados se resuelven, existe un incentivo para delinquir porque un delincuente tiene menos de 18% de posibilidades de que le hagan responsable y pague por su delito.  
En los Estados Unidos se tiene la población encarcelada más grande a nivel mundial.  Quien llega a la cárcel en Estados Unidos tiene alta posibilidad se convertirse en criminal si no lo es ya.  Las buenas noticias son que esto tiene solución.  Las razones enumeradas han sido estudiadas por psicólogos, sociólogos y psiquiatras y existen variadas estrategias para prevenir las posibilidades de que un niño o joven se convierta en un violento delincuente.  Las malas son que se hace cada vez más complejo implementarlas por gobernantes y políticos que defraudan a sus votantes y falta de instituciones y programas que se enfoquen en prevención.
 
5)    CORRUPCIÓN FINANCIERA Y POLÍTICA
La corrupción tiene muchos matices.  Es la base de la delincuencia.  Es muy antigua y tiene origen en la demanda del público para resolver asuntos expeditos o evitar reglas, impuestos, o adquirir servicios o productos a menores precios que los establecidos.  La oferta de corrupción está en los políticos, la tradición de los burócratas, los bajos sueldos de muchos (no todos); los sistemas de castigo y penas; falta de controles institucionales y de rendición de cuentas; falta de transparencia, de reglas, leyes y procesos; y lo más importante: el ejemplo de los líderes, o sea, los gobernantes.  Se complica luchar contra la corrupción por la percepción de que es “necesaria”, algo que es teóricamente falso. 
La corrupción financiera representada en bancos, instituciones financieras y administradores responsables de presupuestos no canta mal las rancheras, son casi “permitidas.”  Los bancos por ejemplo se quedan con remanentes de cuentahabientes finados, asesinados, o muertos por accidentes, si nadie reclama, y como muchos no comunicaron a parientes por diferentes razones, son ganancia para los bancos.  Pero esto es menor, hay muchos tipos de corrupción en bancos, por ejemplo, lavado de dinero de delincuentes, o autorizar fideicomisos bancarios o sociedades anónimas y por lo tanto el nombre de los bandidos no son revelados.  Muchos bancos violan o se hacen de la vista gorda en las reglas que les han impuesto tratando de evitar que delincuentes laven dinero u oculten recursos financieros. 
Las buenas noticias son que el estado puede y debe apretar y supervisar a esas instituciones y que la gente se puede educar para crear presión cívica y popular para evitarlo. Las malas son que una verdadera lucha contra la corrupción va a la par con una reforma del estado, y que los gobernantes se niegan a efectuarla fundamentalmente porque los votantes y el público general son ignorantes de entenderlo y exigirlo.
 
6)    SALUD
Tema reciente por la pandemia.  Las muchas lecciones que nos brindó la pandemia se diluyen como si hubiera sido una pesadilla de la que despertamos.  La verdad sea dicha, faltaron hospitales, camas, médicos preparados, fallaron los tratamientos, mucha gente murió que no debería haber muerto, otros quedaron con secuelas que los tienen postrados o disminuidos.  Las vacunas no se aplicaron con un buen sistema, y siguen sin haberse aplicado en muchas regiones del mundo.  Eso es sólo con la pandemia.  Antes que dejemos la pandemia, debemos reconocer que estamos a punto de otra, quizá no tan severa como la del COVID 19, pero parecida.  La temporada otoñal ya llegó, la invernal está a la vuelta de la esquina.  Los grupos dejarán el aire libre y estarán mayormente en ambientes cerrados.  Las gripes cíclicas, tradicionales e inevitables sumarán a los afectados por el COVID debido a que es un virus mutante que no ha dejado de transformarse; sus nuevas cepas confunden al sistema inmunológico y afectan a través de los no vacunados o de los inmunodeprimidos.  Dicho de otra manera, los nosocomios de salud no deben pensar que serán los habituales pacientes de gripe, sino los afectados por COVID.  Agreguemos que el peligro de un nuevo virus diferente a los de la gripa y el COVID surgiendo siempre es un peligro real que nos acecha.
Por supuesto que la salud tiene enemigos constantes que no ha derrotado: enfermedades cardiacas, diabetes, cáncer y otras.  Existen sin embargo otras nuevas versiones enemigas de la salud como las siguientes trece que la organización mundial de la salud ha publicado recientemente: 1) Crisis climática. 2) Atención médica en áreas de guerras, conflictos y crisis. 3) Inequidades en la atención de servicios de salud. 4) Acceso de tratamientos. 5) Prevención de enfermedades infecciosas. 6) Preparación para nuevas epidemias. 7) Productos inseguros. 8) Falta de especialistas en salud. 9) Seguridad de los adolescentes. 10) Aumento de confianza en trabajadores del cuidado de salud. 11) Usar más tecnología. 12) Tratamientos para la resistencia antimicrobiana y resistencia a otras medicinas. 13) Sanidad de los servicios de salud.  Cada una de estas condiciones amerita de un artículo para ser entendidas cabalmente y todos deberíamos ponernos la meta de aumentar la presión social y cívica en los medios sociales y en gobernantes. 
Las buenas noticias son que cada uno de estos retos tiene solución con escaso presupuesto y a veces sin presupuesto, sólo con reorganizar prácticas de coordinación.  Las malas noticias son la falta de atención a estos menesteres de líderes y gobernantes.
 
7)    CAMBIO CLIMÁTICO
Recientemente las naciones unidas publicaron un reporte que refleja el vaso medio lleno y medio vacío.  Dice que se han hecho grandes progresos fundamentalmente en el compromiso de las naciones en reducir el uso del carbón y los combustibles fósiles que son cerca del 90% de las emisiones que afectan la capa de ozono.  El uso de la energía eólica y solar es ya accesible en precios a muchas poblaciones.  El acceso de autos eléctricos es una promesa con respaldos oficiales.  Por lo anterior, la catástrofe esperada para el año 2100 no será cataclísmica, porque el aumento de la temperatura será 2 a 3 grados en lugar de 5 si nada se hubiera hecho. Pero ¿qué debemos esperar con este nuevo escenario de menos de 5 grados?: más devastadores huracanes, sequías aniquilantes que tendrán un impacto en toda nuestra vida, temperaturas récord altas y bajas; inundaciones, incendios en número récord.  Es decir, lo mismo que se anticipó cataclísmicamente, pero poco menos.
Las buenas noticias son que no vamos tan mal.  Las malas son que no es suficiente que sólo 26 de los 192 países que se comprometieron hayan cumplido.  El número de incumplidores va en aumento y no existen formas de castigar a las naciones que se rajen. Es como un sistema de honor que no se respeta.
 
8)    IMPUESTOS
El problema de los impuestos es serio.  Lo primero que se debe tomar en cuenta es que los impuestos son la fuente de recaudación primordial del gobierno para crear las infraestructuras de obras y servicios que son indispensables para la gente.  Idealmente, un modelo llamado progresista sugiere que el que más gane pague más impuestos.  Pero en muchos países, como en Estados Unidos, los que más ganan son los que menos pagan y los que ganan poco o medianamente terminan siendo los que más aportan proporcionalmente de su salario.  La percepción de la gente en muchas naciones es que es injusto pagar de impuestos un 30% de sus ingresos, en muchas naciones se paga 50% o más de los ingresos.  Claro, a cambio, en esas naciones se tienen servicios de cobertura social como servicios médicos, apoyo a vivienda, seguros de desempleo, guarderías y educación muy equitativa.  En realidad, muchos de los retos ya enunciados en este artículo, salud, inequidad, violencia y todos los demás se relacionan directa o parcialmente a todo lo demás. 
No es casualidad encontrar que en una encuesta mundial los impuestos se perciben como el octavo problema en importancia.  Las buenas noticias son que a través del desarrollo tecnológico se refinan los sistemas de impuestos, para oportunamente informar a los pagadores de impuestos por los recaudadores.  Igualmente, los sistemas tienden en lo general a hacerse más justos y progresistas, que el que más gane más pague.  Las malas noticias son que la corrupción como un cáncer le gana las batallas a los buenos y decentes, encabezados por funcionarios que actúan irresponsablemente haciendo acuerdos con los más poderosos.  Un decaimiento moral invade a todos los que pagan al darse cuenta que muchos que ganan más pagan menos impuestos.
 
9)    EDUCACIÓN
Hasta las personas menos educadas se dan cuenta del valor creciente de la educación.   Saben que ellos hubieran sido mejores personas en todos sentidos y hubieran ofrecido a su familia mejor calidad de vida si se hubieran educado.  Pero mientras ésta es una verdad irrefutable e indiscutible, la realidad es que la pandemia causó un retraso de casi dos años en los índices de escolaridad del mundo con graves daños en el nivel de aprendizaje de las generaciones.  En muchas naciones fue más de dos años este retraso.  Además de que la inequidad educativa, o sea la diferencia de calidad en escuelas y maestros es un flagelo que acecha a muchas zonas de muchas naciones, aún a las más desarrolladas.  El desarrollo tecnológico ha impuesto nuevos estándares a escuelas, programas y maestros, el acceso al internet, algo inexistente en muchas regiones, el uso de computadoras, tabletas y teléfonos inteligentes son algo -indispensable-. Lo son también indispensables especialistas que mantengan con eficientes funcionamientos, den mantenimientos y actualicen al mundo de aparatos virtuales en las escuelas.  La realidad es diferente, esta infraestructura en muchas escuelas del mundo, incluyendo México y algunas de Estados Unidos, es inadecuada o inexistente.  Además, los maestros tienen que re-entrenarse para estar a la altura de pedagogías en el uso de esos aparatos. 
Los nuevos escenarios mundiales de racismo, polarización, ignorancia política y cívica, crímenes de odio, aceptación de la diversidad, resolución de conflictos, identificación de noticias falsas, saber discutir y argumentar y otros temas son indispensables para educar a seres humanos ad hoc a los tiempos.  Lejos estamos de llegar a esos estándares.  No es entonces casualidad que los habitantes del mundo seleccionen a la educación como el noveno problema en importancia.
Las buenas noticias son que muchos profesores en el mundo se han superado a niveles de maestrías y doctorados con ayuda o sin ayuda de las oficinas públicas, por lo tanto, éstos son agentes de cambio en el escenario profesional educativo. Es también muy buena noticia saber que los padres son los socios más interesados en la educación de sus hijos por lo que serán siempre aliados de los maestros y las escuelas. Las malas noticias son que los presupuestos educativos públicos se recortan en muchas partes y que los gobernantes sucumben ante la tentación de usar a la educación como un instrumento de adoctrinamiento político en perjuicio de los educandos.
 
10) COVID 19
La humanidad entera no se ha repuesto de casi tres años de pandemia que creó los mayores trastornos que se hayan visto en el último siglo.  Apenas se ha eliminado la obligatoriedad de cubrebocas en la casi totalidad de las naciones y se empieza a sentir como que el antes no era una fantasía en nuestra memoria. 
Se han desarrollado vacunas, inclusive la bivalente, o sea la que funciona para las variantes de la ómicron.  Tenemos el fantasma de la inflación que tuvo origen precisamente en la pandemia.  Hay nerviosismo entre funcionarios y políticos. 
Las malas noticias son que otoño e invierno está llegando y eso nos confina a convivir en espacios cerrados que es lo ideal para trasmitirse este tipo de enfermedades respiratorias, sobre todo para las nuevas cepas de ómicron.   Para los epidemiólogos será una temporada activa porque se agregan los tradicionales casos de influenza y otras enfermedades respiratorias. Sí, (acentuada) es posible un rebrote con demanda de camas y atención médica porque el coronavirus no ha dejado de mutar y nuevas mutaciones lo mantienen vivo a pesar de las vacunas.  Agreguen que a pesar de tanto esfuerzo muchos todavía no se vacunan, actúan como trasmisores y son altamente vulnerables.  Las buenas noticias son que los expertos insisten cada vez más en referirse al COVID 19 como un tipo adicional de gripa, que se tratará de la misma manera, con vacunas, precauciones, y con protocolos ya identificados por la mayoría de la profesión médica.
 
11) MIGRACIÓN
La migración siempre ha sido un asunto importante, pero en las últimas dos décadas ha ido escalando espacios en la importancia que la gente, justamente le adjudica.  Por lo tanto, no es extraño que signifique décimo primero en importancia entre los habitantes del mundo.
En realidad, la migración se ha vuelto un asunto demográfico, económico, político, social, moral, psicológico y de muchas maneras crítico.  Mucha gente simplifica el fenómeno creyendo que son mayormente personas que se niegan a luchar en sus propias regiones y se les hace más fácil dejarlo todo y emigrar.  Nada más alejado de la verdad.  Los estudios aseguran que la gran mayoría de los que emigran serían catalogados como -refugiados- de acuerdo con estándares internacionales.  Son poblaciones paupérrimas, a merced del crimen organizado, pandillas o cárteles.  Viven estos inmigrantes sin apoyos sociales o de protección de gobiernos.  Vienen de regiones con una cultura de corrupción y abuso.  Los pocos trabajos que podrían esperar son sueldos abusivos que explotan y los endeudan, no tienen apoyos de créditos para crear sus propios negocios, además de que son poblaciones con escasa educación.
Económicamente, esos inmigrantes, ya establecidos en Estados Unidos, Canadá o Europa, con los envíos de dinero a sus familias de las regiones de origen hacen que esas remesas sean el renglón económico principal de esas naciones.  Por eso mismo, no hay muchos esfuerzos de los gobiernos por detener las caravanas migratorias y otros tipos de migración porque simple y llanamente hablando sostienen sus economías.  El día que las remesas no lleguen a esas naciones, se colapsarían sus economías en crisis mayúsculas.
Obviamente, el que no tiene le roba al que tiene.  En las naciones es igual.  La gente de las naciones pobres busca cambiarse a las naciones con mayor afluencia económica, no para robar, para subsistir.  La verdadera solución es el desarrollo de esas naciones que expulsan migrantes.  Se necesita desarrollar sus instituciones, mejorar la administración de la justicia, bajar o eliminar índices de corrupción.  Un renglón muy importante para minimizar la expulsión de migrantes de muchas regiones es mejorar las escuelas, universidades y sistemas de salud, además de crear empleos que les permita a esa gente vivir con sus idiomas, su cultura, sus ambientes y propia gente sin necesidad de arriesgar sus vidas y vivir los viacrucis de los migrantes siempre luchando y sufriendo.
Las buenas noticias son que finalmente, de una manera general se empieza a hablar de esas soluciones.  Los Estados Unidos han enviado a su vicepresidente Kamala Harris como punta de lanza para buscar ese tipo de soluciones a Centro América y México, anunciando y buscando coordinarse para esa estrategia, poco utilizada.  Se han multi mencionado esas necesidades y esas estrategias.  Las malas noticias son que el crimen organizado gana los rounds, aunado a la corrupción, y la retórica es eso mismo, palabras e intenciones con pocas realidades. Por lo tanto, las caravanas siguen, los abusos siguen, mientras que el contrabando de gente es tercero en importancia mundial después del tráfico de drogas y armas.  Por lo tanto, cada inmigrante es un signo de pesos o dólares para el crimen que los controla, cobra, secuestra, viola y asesina.
 
12) DECLIVE MORAL
Por siempre, la palabra moral ha sido dominada por las religiones. Hace sentido que así sea puesto que la definición de moral es la rama del conocimiento filosófico que estudia el bien y el mal, y las religiones son prescriptivas sobre ese mismo tema.  No necesariamente es el caso en esta preocupación número doce entre los habitantes del mundo. 
Las personas encuestadas que representan una buena proporción del sentir general mundial se preocupan de la influencia de las redes sociales llenas de mentiras, teorías de conspiración, violencia social, política a través de guerras culturales.  Agreguemos que las presiones de la pubertad y la adolescencia acercan a muchos a lo indebido, como el odio que aleja de la tolerancia y el diálogo.
Las familias con presiones económicas encuentran a la madre y al padre trabajando para completar su sobrevivencia.  Por lo anterior reducen notablemente la influencia en sus hijos.  Sus rutinas de llegar cansados, apenas alcanza el tiempo para tareas cotidianas y descanso, eliminan el tiempo de calidad con sus hijos.  Estos reciben más influencia de películas, amistades, medios y redes sociales. 
Los valores de las nuevas generaciones favorecen y justifican la violencia, explican la alta delincuencia, disminuyen la disciplina, y la auto disciplina, forman parte de la pobreza, sucumben a adicciones, viven en la promiscuidad, desempleo y vandalismo.  No es mucho lo que la escuela pueda hacer y menos cuando hay poca comunicación y coordinación entre maestros y padres.   Las malas noticias son precisamente las expuestas, una influencia negativa que promueve un declive moral de muchas fuentes.  Las buenas noticias son muchas.  Se sabe, se conoce y el internet, maestros, padres informados y otras instituciones incluyendo las iglesias, tienen respuestas y muy buenas estrategias para detener ese declive moral, entre otros: posponer la edad en que sus hijos se les dé un teléfono, o tableta; monitorear lo que sus hijos ven en las computadoras; diálogos reflexivos entre padres e hijos, hermanos, miembros de la familia o entre amistades con influencia de los padres; ver películas juntos y discutirlas después.  Mejor que ver dos películas es ver una que siga de un diálogo familiar.  Monitorear e influir las relaciones de sus hijos con amigos cuyos padres uno conozca y sean sensibles a estos temas.  No se trata de reducir las libertades ideológicas, o la crianza liberal que tengan con sus hijos, se trata de reconocer que niños y jóvenes están a merced de influencias negativas que disminuyen las posibilidades de la formación de sus hijos o alumnos.
 
COLOFÓN
Hemos echado una mirada a los 12 problemas que encuestados a nivel mundial mencionan como los asuntos que los aquejan.  Por supuesto que cada lector puede tener visiones diferentes, además de que el orden por las circunstancias de cada lector deba cambiar.  Lo que es innegable es que esta docena de asuntos están en la mente de miles o millones y una discusión, aunque sea breve, acerca de éstos nos acerca como seres humanos y aumenta las posibilidades de entender mejor cada una de estas preocupaciones con mejores posibilidades de enfrentarnos a estos flagelos exitosamente. 
 
 
 
 
 
 
 

El Periódico USAhttps://elperiodicousa.com/
Al servicio de la comunidad hispana del sur de Texas y noreste de México
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments