Osteoartritis, problema de salud pública en adultos mayores de 60 años

Un diagnóstico temprano de osteoartritis es fundamental para revertir este problema de salud pública en adultos mayores de 60 años

Por ser uno de los padecimientos más comunes a nivel mundial muchas personas ignoran tener este problema pero a largo plazo puede llegar a la minusvalía

NotiPress.- Muchas personas piensan que el dolor en las articulaciones durante la tercera edad es normal, pero en la mayoría de los casos se trata de osteoartritis. Este padecimiento es considerado una problemática de salud pública por su gran incidencia y prevalencia, sobre todo en adultos mayores de 60 años. Según la Organización Mundial de la Salud, la osteoartritis es la condición reumática crónica degenerativa más común y la principal causa de morbilidad en adultos a nivel global. La padece al menos 50% de la población mundial después de los 60 años y se ha determinado es hasta 12 veces más frecuente que la artritis reumatoide.

La osteoartritis es un problema de salud pública que afecta las articulares de adultos mayores de 60 años tales como cadera, manos, columna, rodillas, hombros y tobillos. En estas zonas se produce dolor articular, rigidez, incapacidad funcional y estos se pueden ver agravados por sobrepeso, nutrición, genética y densidad ósea. Para aminorar el impacto de la osteoartritis en la productividad del paciente, los expertos recomiendan mantener actividad física moderada como nadar o caminar en superficies blandas.

Un diagnóstico temprano de osteoartritis es fundamental para revertir este problema de salud pública en adultos mayores de 60 años. Luis García Figueroa, presidente de Colegio Mexicano de Reumatología, señala: “No es normal vivir con dolor en las articulaciones. Se debe acudir a un especialista para recibir el tratamiento adecuado y evitar el deterioro de la calidad de vida de los pacientes y así mitigar este problema de salud pública”.

Cabe resaltar que la osteoartritis no se puede revertir como tal; los tratamientos disponibles como lubricantes, inyecciones de cortisona, fisioterapia o cirugía reducen el dolor y mejoran la movilidad. No obstante, este problema de salud pública no se presenta sólo en adultos mayores de 60 años, se ha presentado desde jóvenes deportistas hasta mujeres en menopausia.

En décadas anteriores se pensaba que este padecimiento sólo afectaba a adultos mayores, pero ahora está comprobado que adultos jóvenes y de mediana edad también están sufriendo de osteoartritis. Personas entre 22 y 55 años padecen osteoartritis en cadera o rodillas, además como sufren hasta 4 veces más de estrés, el 67% de éstos reporta invalidez laboral por estos factores.

Bajo este contexto, también hay adultos mayores altamente activos que asocian el dolor con la edad y hacen que el diagnóstico sea tardío. Visitar al reumatólogo se vuelve fundamental para revertir este problema de salud pública, sobre todo en adultos mayores de 60 años. Un tratamiento adecuado y administrado a tiempo alivia dolores pero también retrasa una cirugía y evita considerablemente la minusvalía.