Pau Gasol pone fin a dos décadas de éxitos en la NBA

En la imagen, el español Pau Gasol vistiendo la camiseta de los San Antonio Spurs. EFE/Darren Abate/Archivo

Los Ángeles (EE.UU.),  (EFE).- Con el anuncio de su vuelta al FC Barcelona, Pau Gasol puso fin  a casi dos décadas de éxitos en la NBA, en la que ganó dos anillos de campeón con Los Ángeles Lakers y se convirtió en uno de los jugadores no estadounidenses más importantes de la historia de la liga.

Las lesiones han empañado en parte su despedida de la NBA, pero estas últimas temporadas de Gasol no oscurecen una trayectoria fantástica que, además de los dos anillos junto a Kobe Bryant, incluyen el premio de Novato del Año o seis apariciones en el All-Star (partido de las estrellas).

ATERRIZAJE Y DESPEGUE EN MEMPHIS

Tras su asombrosa irrupción como un chaval en el Barcelona al que ahora regresa, Gasol aterrizó en la NBA como número 3 del ‘Draft’ de 2001 elegido por los Atlanta Hawks, que lo traspasaron a los Memphis Grizzlies.

En un equipo en plena reconstrucción (acaba de mudarse de Vancouver a Memphis), Gasol se convirtió en una absoluta sensación desde su primera temporada (2001-2002) y se llevó el premio al Novato del Año (primer no estadounidense en ganarlo) con 17,6 puntos, 8,9 rebotes y 2,7 asistencias de media por partido.

El español se erigió en el referente absoluto de unos Grizzlies que, aunque pasaban los años y cambiaban las caras, no lograron dar el salto competitivo.

Así, Gasol se mantuvo en números individuales excelentes (en la temporada 2006-2007 promedió 20,8 puntos y 9,8 rebotes por partido), pero los Grizzlies no ganaron ni un encuentro en las tres veces que se clasificaron para los ‘playoff’ durante el reinado del español a orillas del río Misisipi.

GLORIA CON KOBE Y LOS LAKERS

La carrera de Gasol cambió de arriba abajo en febrero de 2008, cuando pasó de un equipo con escasas opciones como los Memphis Grizzlies a un titán de la NBA como Los Ángeles Lakers.

Dentro de ese traspaso, los derechos sobre su hermano Marc, que pertenecían a los Lakers, acabaron en los Grizzlies, en los que poco después el segundo de los Gasol también acabaría siendo idolatrado como una estrella.

Ya en los Lakers, Pau Gasol conectó de inmediato con Kobe Bryant y contribuyó de forma decisiva a que los angelinos llegaran a las Finales de la NBA, en las que cayeron ante los Boston Celtics.

Pero la fabulosa asociación entre Gasol y Bryant, gestionada desde el banquillo por Phil Jackson y con secundarios de lujo como Lamar Odom o Derek Fisher, dio frutos muy poco después con dos anillos de la NBA consecutivos: primero ante los Orlando Magic y luego en una gran revancha a siete partidos ante los Boston Celtics.

BULLS, SPURS Y LESIONES

Después de varios problemas físicos, traspasos frustrados (como un intercambio muy polémico por Chris Paul) y la escasa sintonía con el entrenador Mike D’Antoni, Gasol acabó incorporándose como agente libre a los Chicago Bulls en la temporada 2014-2015.

Gasol afrontó su primera incursión en la Conferencia Este con un equipo dirigido por Tom Thibodeau y que aspiraba a todo de la mano de Derrick Rose, Jimmy Butler o Joakim Noah.

Los Bulls ganaban por 2-1 a los Cleveland Cavaliers en las semifinales de la Conferencia Este, pero LeBron James se interpuso en su camino.

Tras una nefasta segunda experiencia con los Bulls, que acabaron fuera de los ‘playoff’, Gasol fichó por los San Antonio Spurs del legendario Gregg Popovich, en los que compartió vestuario con Kawhi Leonard, Manu Ginóbili y Tony Parker.

Gasol y los Spurs llegaron a la final de la Conferencia Oeste de la temporada 2016-2017, pero cayeron ante los todopoderosos Golden State Warriors.

Tras decir adiós a San Antonio en marzo de 2019, Gasol tuvo un breve paso por los Milwaukee Bucks muy afectado por las lesiones y, debido a nuevos problemas físicos, no llegó a debutar en la temporada 2019-2020 con los Portland Trail Blazzers, su último equipo en la NBA.

LAS CIFRAS DEL ÉXITO

En temporada regular, Gasol disputó 1.226 partidos en la NBA (1.150 de ellos como titular) y logró 17 puntos, 9,2 rebotes, 3,2 asistencias y 1,6 tapones de media por encuentro.

En la postemporada, el español jugó 136 encuentros (122 partiendo desde el quinteto inicial) y promedió 15,4 puntos, 9,2 rebotes, 3,2 asistencias y 1,7 tapones.

Estas cifras a lo largo de 18 temporadas le sitúan entre los mejores jugadores europeos de la historia de la NBA junto a otros nombres muy destacados como Dirk Nowitzki, Tony Parker, Drazen Petrovic o Arvydas Sabonis.

Pero más allá de los números, Gasol también ha dejado huella en la NBA por momentos inolvidables como su eterna amistad con el desaparecido Kobe Bryant o el memorable salto inicial frente a su hermano Marc en el partido de las estrellas de 2015.

Comparte tu opinión.