Programa de Justicia Penal prepara estudiantes para carreras exitosas

Estudiantes de la Asociación de Líderes de Justicia Penal del programa de Justicia Penal de Texas Southmost College realizan la Expo de la Aplicación de la Ley cada año para la comunidad. En esta foto de un evento pasado, estudiantes del programa posan con el Presidente de TSC, Jesús Roberto Rodríguez, y Delia Sáenz, integrante de la Mesa Directiva de TSC.

Brownsville, Texas – Desde que era niña, Gracy Espinoza ha soñado trabajar en la aplicación de la ley, y se enteró que el programa de Justicia Penal en Texas Southmost College es un trampolín para hacer sus sueños realidad.
“En vez de ver caricaturas, veía documentales acerca de investigaciones de las escenas del crimen”, dijo la joven de 24 años de edad. “Ver a mi papá trabajar como guardia de seguridad me inspiró aún más, pero yo decidí que tomaría un paso más allá y trabajar para convertirme en policía”.
El programa de Justicia Penal de TSC le está dando a estudiantes como Espinoza la base que necesitan para buscar carreras en el orden público al presentarles varias facetas del sistema de justicia penal.
“Este programa funciona de dos maneras – presenta el estudiante a la carrera o ayuda a profesionales del orden público buscar ascensos en su trabajo,” dijo Christopher Alves, coordinador del proyecto de Justicia Penal de TSC. “Nuestra meta es crear un camino para que nuestros estudiantes pueden lograr sus metas individuales”.
El programa ofrece dos trayectorias del título – Asociado en Ciencias Aplicadas y Asociado en Artes. Los dos son 60 horas de crédito y toman aproximadamente dos años para completar.
El título Asociado en Ciencias Aplicadas es dirigido a la persona que ya trabaja dentro del sistema de justicia penal y requiere un título para ascender la cadena de jerarquía, mientras el título Asociado en Artes se concentra en el individuo que busca transferir a una universidad de cuatro años con la meta de una licenciatura.
Con un acuerdo de articulación entre TSC y la Universidad de Texas del Valle del Río Grande, los créditos obtenidos a través del Asociado en Artes son transferibles a un título de cuatro años.
“No importa lo que un estudiante está trabajando en nuestro programa, lo tomamos debajo de nuestra ala y les proporcionamos dirección y orientación profesional”, dijo Alves. “Es nuestra misión hacer crecer a nuestros estudiantes y que tengan éxito”.
Los estudiantes en este programa también obtienen la oportunidad única de trabajar dentro de su comunidad a través de la Asociación de Líderes de Justicia Penal, la cual es parte del programa.
Como miembros de esta organización, los estudiantes terminan proyectos de servicio comunitario al participar en eventos de conciencia de violencia doméstica, conciencia de salud mental, y eventos de limpieza de playa y escuelas locales, todo mientras establecen contactos profesionales.
El evento comunitario y de networking más grande del programa es la Expo de la Aplicación de la Ley, donde más de 30 agencias del orden público destacan sus departamentos y oportunidades profesionales.
“Hay algo más en la justicia penal que solamente estar sentado en un salón de clases, porque cuando estás en el campo también eres un servidor público”, dijo Alves. “Estas oportunidades que se les presentan a nuestros estudiantes destacan sus talentos y los separa de los demás”.
Para Espinosa, el aprendizaje, capacitación y servicio comunitario han sido experiencias que le abrieron los ojos y prepararon para que ingrese a la academia de policía en TSC después de que ella se gradúe.
“He aprendido acerca de todo un mundo nuevo y mis instructores me han emocionado aún más para que siga mi propio camino profesional”, dijo. “Este programa me ha dado lo que necesito para ingresar a la academia con confianza y buscar una carrera exitosa en la aplicación de la ley.
Graduados de este programa se han convertido en policías, agentes de la patrulla fronteriza, policías estatales, coordinadores de justicia juvenil, supervisores de correcciones, agentes de la Administración de Seguridad de Transporte (TSA, por sus siglas en inglés), agentes de la FBI, y del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos.
“Estamos capacitando a la siguiente generación de profesionales de la justicia penal”, dijo Alves. “Nuestras metas son crear caminos para estudiantes hacia la fuerza laboral o para seguir su educación, y hacer que este programa de Justicia Penal sea el mejor en el Valle del Río Grande”.
Para más información acerca del programa de Justicia Penal de TSC, visita tsc.edu.
Las clases para el semestre de primavera 2021 empiezan el 18 de enero.

Comparte tu opinión.