Quema de materia de productos químicos no regulados pone al mundo en riesgo de cáncer

Investigadores del Massachusetts Institute of Technology calcularon el riesgo de cáncer para los 48 compuestos evaluados y determinaron la contribución individual de cada sustancia química.

 

 

Existen más de cien tipos conocidos de compuestos PAH que se emiten diariamente a la atmósfera

NotiPress.- Un estudio arrojó que el riesgo global de cáncer por la quema de materia orgánica proviene de productos químicos no regulados. Ante esto, investigadores esperan que los científicos y reguladores consideren una clase más amplia de compuestos al evaluar el riesgo de cáncer debido a la exposición de Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos (PAH, por su nombre en inglés).
Existen más de cien tipos conocidos de compuestos PAH que se emiten diariamente a la atmósfera. Sin embargo, los reguladores hasta ahora han basado las mediciones en el compuesto benzopireno para medir el riesgo de una comunidad a desarrollar cáncer por exposición a los PAH.
Por su parte, los científicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT) descubrieron que el benzopireno puede ser un mal indicador de estos tipos de riesgos de cáncer. Inclusive, en una investigación publicada en la revista GeoHealth informaron que dicho compuesto tiene un 11 por ciento de participación en el riesgo global de desarrollo de cáncer asociado a los hidrocarburos aromáticos policíclicos. En cambio, el 89% de ese riesgo proviene de otros compuestos de PAH, muchos de los cuales no están regulados directamente.
“La mayor parte de la ciencia y los estándares regulatorios para los PAH se basan en los niveles de benzopireno, pero ese un gran punto ciego en términos de evaluar”, enfatizó en un artículo la autora del análisis, Noelle Selin, quien además es profesora del MIT.
Para evaluar la idoneidad del benzopireno, los expertos del MIT adoptaron un enfoque sistemático como indicador al utilizar GEOS-Chem. Este último es un modelo de transporte químico tridimensional global que divide el mundo en cuadrículas individuales y simula las reacciones y concentraciones de sustancias químicas en la atmósfera.
Después, ampliaron dicho modelo para incluir descripciones químicas de cómo reaccionarían en la atmósfera varios compuestos de PAH. El equipo también conectó datos recientes de inventarios de emisiones y observaciones meteorológicas para simular concentraciones de estos compuestos y varios productos químicos en el mundo durante años.
En dichas simulaciones comenzaron con 16 tipos de PAH previamente estudiados y rastrearon las concentraciones de estos químicos, además de la concentración de sus productos de degradación durante dos generaciones. Es decir, en total se evaluaron 48 hidrocarburos aromáticos policíclicos, que fueron comparados con concentraciones reales de los mismos productos químicos registrados por estaciones de monitoreo en todo el mundo. Asimismo, el equipo calculó el riesgo de cáncer para cada uno de los 48 compuestos y determinó la contribución individual de cada sustancia química al riesgo total.

 

DEJA UNA RESPUESTA