Se incrementarán empleos calificados

0
41

• El Congresista Henry Cuéllar ayuda a aprobar la nueva Ley HOPE, eliminando innecesarias restricciones a licencias para empleos

WASHINGTON – El Congresista Cuéllar contribuyó a aprobar la Ley de Nueva Esperanza y Oportunidad a través de la Ley de Poder de Empleo (New HOPE Act) que fue parte del proyecto de ley que reautorizó la Ley de Educación Profesional y Técnica de Carl D. Perkins.

Esta legislación aumentará la creación de empleos en el sur de Texas, donde existen rígidas restricciones de licencias federales que limitan el crecimiento de las pequeñas empresas.

El proyecto de ley es el resultado de un esfuerzo bipartidista en la Cámara, ayudado por el co-patrocinio de seis miembros adicionales en ambos lados de la hilera. Su legislación complementaria en el Senado fue presentada por los Senadores John Cornyn (R-TX) y Gary Peters (D-MI). El proyecto de ley fue promulgado por el presidente y oficialmente decretado el 31 de julio.

Esto es especialmente importante para el sur de Texas, donde las comunidades se centran en el crecimiento de pequeñas empresas, para identificar, consolidar o eliminar licencias o certificaciones que representan una barrera innecesaria para la entrada de los trabajadores aspirantes y brindan una protección limitada al consumidor.

Cuéllar expresó que: “Cuando la mayoría de los estadounidenses piensan en profesiones que requieren certificaciones del gobierno, probablemente se imaginan pilotos de líneas aéreas, electricistas o médicos. Sin embargo, más de un cuarto de todos los trabajadores estadounidenses necesitan algún tipo de licencia del gobierno para sus trabajos hoy en día, desde estilistas hasta floristas, y los requisitos varían ampliamente de un estado a otro.

“En Texas, obtener esas licencias requiere un promedio de $304 en tarifas, 326 días de capacitación y dos exámenes. A menudo estos requisitos caros en realidad no protegen a los consumidores; son esfuerzos intencionales de personas que ya están en una profesión determinada, para dificultar que nuevos aspirantes compitan con ellos. Esta legislación dará a los estados la flexibilidad para eliminar los requisitos de licencia que simplemente no tienen sentido. Agregó que “Creará un mejor ambiente para que los empresarios faciliten los empleos. También ahorrará tiempo y dinero a las personas que trabajan en miles de ocupaciones. Me gustaría agradecer al Senador Cornyn por tomar la delantera en el Senado y por trabajar para abordar este tema”.