Siguen los retos de la Post-Pandemia

Si te recluyes voluntaria, o involuntariamente, por más de un año,

por ejemplo, cuando estás en la cárcel, no puedes esperar

regresar a los ambientes de antes, y que todo sea dicha.

Se debe pagar un precio en tu espíritu, y tu psique

camino de otro cambio.  Aunque los humanos

somos los mejores para eso de cambiar, y a lo bueno,

se acostumbra uno rápido.

Sentido Común.

INTRODUCCIÓN

La pandemia del coronavirus, sus infecciones, fatalidades, secuelas, y trastornos han ocupado los temas mediáticos, y personales. La verdad sea dicha, siguen ocupando a la mayor parte del mundo. Pero en una fracción de naciones la vida regresa a algo parecido a como era antes. Otros países se estarán uniendo pronto. Este camino a la nueva normalidad sigue lleno de retos.

EL MAS GRANDE RETO: LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Por más que la fatal era trumpista nos haya hecho sentir que seguíamos en aislamiento y una especie de chauvinismo nacionalista se esparció como mal viento por el mundo, en estos momentos, como nunca, nos damos cuenta de que mientras siga cualquier nación con un problema de falta de vacunas, o de hospitales, nadie en el mundo está a salvo, ni habrá un feliz regreso a la nueva normalidad.

EL MUNDO ES GLOBAL, AUNQUE MUCHOS NO QUIERAN

Los viajes, el comercio internacional, la dependencia de alimentos, o de piezas que se hacen en diversas partes del mundo, el turismo, la mano de obra barata en partes del mundo, el desarrollo tecnológico controlado en ciertas regiones, y muchas razones más, hacen que necesitemos un mundo global, funcional, y seguro.  Mucho menos es posible que porque algunas naciones ya casi hayan salido de la pandemia, se queden cruzados de brazos esperando que al resto de la comunidad le llegue su turno. Se necesita cooperación internacional, urgente, y oportuna.

LA ADAPTACIÓN AL MUNDO DE ANTES

El mundo de antes ya no existe, ese mundo es ahora historia. Pero el mundo que nos espera se parecerá más a lo de antes, que lo que hemos vivido, y que muchos siguen viviendo en esta catastrófica pandemia.

Si nos costó adaptarnos a la reclusión, a usar máscaras buco-nasales, dejar de ir a reuniones grandes y medianas, convivir con un número pequeño de gente, a lavarnos las manos una y otra vez, la tecnología, y mucho más, el regreso a convivir con grupos más grandes, a aceptar a gente sin mascarillas, a tener nuestro día más ocupado, embotellamientos de tráfico, multitud en tiendas y calles, a readaptar nuestras mentes a que estando cerca de otras personas tenemos riesgos mínimos, será igual o más difícil. Se trata de otro cambio y todos somos adversos al cambio.

RECOMENDACIONES DE EXPERTOS PARA EL REGRESO A LA NUEVA NORMALIDAD

Los expertos en salud mental han dicho que ataques de ansiedad son comunes en el camino de regreso, ataques de pánico, sentirse incómodo, con gran necesidad de regresar a tu casa será normal en ese proceso.  Ansiedad que te lleva a comer mucho, o a perder apetito, igual todo esto, o algunas de estas condiciones son parte de los retos.

Irritabilidad en las conversaciones, o al manejar, es también parte de lo que debe esperarse.  Muchos que regresen a su trabajo y resistieron la posibilidad de jubilarse, ahora en trabajos con más tecnología, y sintiendo menos tolerancia con sus compañeros, o con sus clientes, o con sus alumnos, tendrán fuertes anhelos de mejor cortar ese proceso y se jubilarán regresando a sus confinamientos que hicimos en la pandemia.

Recomiendan que las organizaciones eviten forzar a que la planta laboral regrese drásticamente tiempo completo, sugieren que empiecen con tres días de los cinco, o cuatro de los siete de la semana. Por ejemplo, si se trabajaba de lunes a viernes, regresen de martes a jueves, y trabajen en casa lunes y viernes. Por supuesto que hay trabajos que no pueden hacer eso, para esto recomiendan que se evite contratar tiempos completos y empiecen con tiempos parciales.

Otras alternativas contemplan trabajos totalmente desde casa; quizá ésta sea la gran herencia de la pandemia.  También poner a disposición del personal consejeros y expertos entrenados y pagar las horas de tratamiento o consulta.

Las compañías de seguros médicos están considerando modificar sus pólizas para incluir en sus coberturas sesiones de terapia para regresar a la normalidad.

Los grupos de reflexión o de terapia dirigidos por un profesional, donde la gente hable de cómo se sienten y reciban ayuda de los participantes, o el experto que dirija las reuniones, es otra forma que las organizaciones se enfrentan a las dificultades de regresar a las nuevas normalidades.

EXPANSIONES ECONÓMICAS

Uno de los problemas más fuertes durante la pandemia, fue el receso o contracción económica que resultó por efectos de los confinamientos de la población. Los consumidores dejaron de comprar en las tiendas al estilo tradicional, y de salir a comer a restaurantes, ir a conciertos, al cine, o al teatro. Esto puso de cabeza a los líderes de muchas naciones por las reacciones en cadena que se originan con los consumidores que gastamos de muchas maneras.

Se anticipaba y sabía que no era una tradicional recesión, era como un paréntesis en lo económico, y al regresar la recuperación sería lenta, y cautelosa. Pero no resultó así, en aquellas regiones con muchos vacunados y regresando a las nuevas normalidades, se han encontrado con abundancia de trabajo, gastos abundantes de los consumidores, y las arcas de los estados muestran un superávit. El mejor ejemplo es California que anticipa excesos de recaudación por casi 76 mil millones de dólares. Mientras que no todo el mundo será como California, todos tendrán una dirección optimista en lo económico.

POLÍTICA

También hay malas noticias. La política, sin embargo, sigue su avasallante triunfo sobre lo social, lo global, y hasta lo económico.  En México, se desafuera a un gobernador y luego resulta que no hay cargos contra él.  Se concluye que todo es maniobra política y la batalla es en los medios de comunicación y en redes sociales.  En Estados Unidos, se forma un Gran Jurado para analizar la probable malversación de las finanzas de Trump.  El dictador de Bielorrusia hace aterrizar a un avión para aprehender a un crítico. Estados diversos de esta nación (Estados Unidos) aprueban leyes que hace más difícil votar. Texas aprueba el uso a portar armas sin permiso y que se compren las mismas sin investigaciones de antecedentes de los compradores.  En Colombia y en Chile siguen los disturbios.  En los Estados Unidos las manifestaciones más grandes de su historia se tuvieron durante la pandemia, contra la brutalidad policiaca, después del descarado asesinato de George Floyd. Hay desprestigio mundial contra políticos, y política. En suma, la política se hace el ejercicio más urgido de reformarse camino de la nueva normalidad. Ese será el gran reto.