Tan cerca y tan lejos

Con los resultados ya conocidos, el proceso en México para elegir alcaldes, diputados federales y locales y en algunos estados gobernador, ha concluido. Se entra ahora en la etapa previa a la toma de posesión de cada uno de los nuevos cargos y las pasiones desatadas por la contienda electoral han quedado, por ahora, reprimidas.

Vuelve Tamaulipas, pero en especial su frontera, a confrontar su diaria problemática: Tratar de resolver las carencias o insuficiencias de servicios básicos; enfrentar los problemas de inseguridad y violencia y dar continuidad al comercio internacional, entre otros aspectos.

Pero sin duda la decisión de la que todos se encuentran pendientes es la de la reapertura de la frontera terrestre para los mexicanos que no son considerados trabajadores esenciales o bien residentes legales de los Estados Unidos.

Si bien el problema ha sido ya abordado por las autoridades mexicanas con sus similares de los Estados Unidos, todo indica que no será este 21 de junio, fecha de la última extensión del cierre fronterizo, cuando se proceda a restablecer el anhelado cruce para todos los mexicanos que puedan demostrar que cuentan con una visa para incursionar en territorio estadounidense.

Y casi con seguridad ese ha sido uno de los temas de las últimas semanas entre el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador y la vicepresidente Kamala Harris en su reciente visita, así como del secretario de Seguridad Interna de EU, Alejandro Mayorkas y del canciller mexicano Marcelo Ebrad, quien también estuvo en México la semana anterior.

La donación de vacunas por disposición del presidente Joe Biden para ser aplicadas en los 39 municipios de la franja fronteriza parece ser la preparación para la anhelada reapertura, que por cierto ya se comenzaron a administrar, y que parece que nos coloca más cerca de una reapertura fronteriza.

Para quienes residen en la frontera, en cualquiera de los dos lados, es elemental el libre tránsito para quienes cuentan con una visa, tanto por la dependencia y ganancias del consumo de los mexicanos en productos y servicios en la Unión Americana, como de la dependencia de insumos a los que están acostumbrados los residentes fronterizos mexicanos y los de otras ciudades del país cuya adquisición tiene una gran demanda, por ahora insatisfecha.

Los habitantes fronterizos de ambos lados se encuentran por ahora muy cerca y muy lejos.

México y Canadá, por lo pronto, mantendrán el cierre fronterizo con los Estados Unidos vía terrestre hasta, cuando menos el 21 de julio; así se dio a conocer ya oficialmente bajo el argumento de prevenir el contagio de Covid 19.

NUEVO ALCALDE EN MCALLEN

Después de ocho años al frente de la ciudad de McAllen, lo que equivale a dos períodos de cuatro años, Jim Darling hizo entrega del puesto a su sucesor, el hispano de ascendencia mexicana Javier Villalobos, abogado, al igual que Darling, quien fungió, antes de ser electo edil de esta texana ciudad, como uno de los comisionados de la población.

Villalobos, además de haberse desempeñado como comisionado, tiene una larga experiencia como asesor en aspectos legales relacionados con las finanzas, administración y servicios públicos de varias ciudades del Valle de Texas. Es un activo litigante, pero también empresario.

Junto con él asumieron puestos de comisionados Joaquín “JJ” Zamora, Omar Quintanilla, Tony Aguirre Jr, y José “Pepe” Cabeza de Vaca.

Y para seguir con el tema de la política en el Valle de Texas, el Juez del Condado Hidalgo, Richard Cortez, también ex alcalde de McAllen, hizo el anuncio oficial de que buscará reelegirse en el cargo. Si bien se le denomina juez, en realidad es una autoridad administrativa que tiene, en el caso específico de Hidalgo, jurisdicción en diversos aspectos en las 22 ciudades que se encuentran en ese condado.

Por dar una idea de la importancia del puesto, dentro del territorio se encuentran, entre otras ciudades, McAllen, Hidalgo, Pharr, Mission, Weslaco y Edinburg, ésta última la sede de los poderes del Condado.