Taylor Heinicke no cree ganarle la titularidad a Carson Wentz en Commanders

0
299
EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Redacción Deportes, (EFE).- El mariscal de campo titular de los Washington Commanders en 2021, Taylor Heinicke, admitió que no cree que le pueda ganar a Carson Wentz el puesto como número uno de su equipo en 2022.
“No creo que sea una opción. Carson es un gran pasador, lo ves en los entrenamientos; espero que salga y tenga éxito, mi trabajo es sólo respaldarlo”, dijo Heinicke en conferencia de prensa.
La campaña pasada Taylor estuvo a cargo de la ofensiva de los Commanders. Pasó para 3.419 yardas, completó 321 pases en 494 intentos y consiguió 20 anotaciones, números que lo colocaron en el número 20 del ránking de mariscales de campo de la NFL en 2021.
Carson Wentz fue contratado para la temporada 2022 para darle un nuevo giro a la ofensiva del entrenador Ron Rivera, y desde las primeras prácticas Heinicke reconoció que su lugar en esta campaña será estar listo por si surge un imprevisto.
“Mi posición será ayudarlo en todo lo que pueda, y si por alguna razón se cae, estoy listo para ir a jugar. Así es como lo veo. Pero, de nuevo, la NFL es un negocio. Le estás pagando a un tipo mucho dinero por una razón. Va a jugar”, agregó.
Wentz, ex de los Indianapolis Colts, fue firmado por 22 millones de dólares de salario anual, mientras que Taylor Heinicke percibe 1.5 millones, diferencia que el nativo de Lawrenceville, Georgia señaló como decisiva a la hora de definir quién será el titular.
“Miras a la NFL y al final del día es una especie de negocio. Si le pagas a alguien 30 millones y a otro le pagas dos millones, claro que le estás pagando a este tipo 30 para jugar, esto es así”, reiteró.
Carson Wentz ha sido una vez seleccionado al Pro Bowl y aunque en su currículum ya tiene un anillo de Super Bowl, la realidad es que no jugó el partido por el campeonato de la NFL.
En 2017 el originario de Raleigh, North Carolina, en apenas su segundo año en la NFL, tenía una de las mejores temporadas de su carrera al frente de los Philadelphia Eagles, pero en diciembre de aquella campaña se rompió el ligamento cruzado de la rodilla.
La lesión lo dejó fuera, a pesar de su baja los Eagles llegaron hasta el Super Bowl LII el que se impusieron por 41-33 a los New England Patriots de Tom Brady con el suplente Nick Foles en los controles.
Taylor Heinicke expresó que toma la decisión de su equipo con cierta resignación.
“Sabía que iban a salir a conseguir a alguien ya fuera a través del Draft o la agencia libre; cuando sabes eso, simplemente te sientas y esperas. No te estresas por eso, sabes que va a suceder y no hay nada que puedas hacer al respecto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here