Tecnología de detección térmica en cámaras ayuda a evitar contagios de la Covid-19

Miguel Arrañaga, Pre-Sales de la empresa en soluciones de seguridad privada Hikvision, compartió en exclusiva para NotiPress que “las cámaras térmicas se han convertido en un gran aliado para la detección temprana de temperaturas normales y anormales en entornos laborales donde se desee la implementación de estos sistemas que realicen la detección de temperatura y la eliminación del uso de huella dactilar, ya que las cámaras pueden tener tecnología de control de acceso sin contacto”.

De acuerdo con Hikvision, las cámaras térmicas podrían formar una efectiva primera línea de detección y alerta para contener el avance del coronavirus, de modo que las empresas y negocios puedan continuar con sus labores diarias al tiempo que ofrecen a sus empleados la seguridad necesaria para el buen desempeño de sus actividades. Para Runa RH, plataforma de servicios de nómina y recursos humanos, las empresas deben asegurarse de dialogar con los empleados y darles la confianza necesaria para garantizar un regreso seguro a las oficinas por medio de este tipo de herramientas y planes de contingencia.

Para cumplir con este propósito, resulta clave la precisión y la claridad de las tomas de temperatura. Productos como la nueva HandHeld TP21 de Hikvision, permiten un grado de incertidumbre de solo ±0.5 °C, además de que su pantalla táctil presenta una resolución de hasta 160×120 pixeles en visión térmica y hasta 8 megapixeles en imágenes ópticas. Estos productos además permiten soporte para transmitir remotamente a pantallas y dispositivos externos, intercomunicador de audio, alarmas y sistemas de detección con resaltado por color. Además, con el propósito de evitar falsos positivos, detecta la temperatura más alta dentro de un espacio determinado, al tiempo que realiza mediciones individuales.

Es importante que la tecnología no resulte intrusiva para los usuarios, empleados o clientes. Las cámaras están capacitadas para tomar la temperatura en sólo un segundo y a una distancia de hasta dos metros, permitiendo mantener la sana distancia y reduciendo al mínimo la interacción entre las personas y los equipos. Existen soluciones móviles y portátiles para realizar mediciones individuales, o soluciones fijas que se instalan de forma similar a otros sistemas de circuito cerrado.

Pese a que la OPS proyectó que en Latinoamérica y El Caribe se registrarían más de 438 mil muertes por Covid-19 para el 1 de octubre 2020, productos como la cámara HandHeld TP21 de Hikvision ofrecen el potencial de controlar la curva de contagios de forma más efectiva en inmuebles de instituciones públicas, hospitales, centros comerciales, escuelas e instalaciones de transporte público, además de reducir el peligro de exposición al virus para el personal de seguridad y salud. Ello gracias a su tecnología de detección térmica.

Comparte tu opinión.