El Periódico USA | En español del Rio Grande Valley, Texas.

Tormenta solar destruyó 40 de los 49 satélites Starlink de SpaceX

Satélites de SpaceX son afectados por un potencial enemigo, las tormentas solares.

A pesar de la destrucción de 40 de los 49 satélites Starlink lanzados por SpaceX, la compañía tiene la intención de poner en órbita 12 mil más durante 2022

NatiPress.- El riesgo latente de una potencial destrucción de los satélites Starlink fabricados por SpaceX se hizo realidad. De acuerdo con un comunicado de la compañía, 40 de los 49 satélites que están en la órbita baja terrestre fueron destruidos por una tormenta geomagnética o comúnmente llamada tormenta solar el 8 de febrero de 2022.

Las tormentas solares se producen por una ruptura en el equilibrio de la Tierra, cuyo campo magnético depende del Sol, la estrella más cercana al planeta. Ambos campos están asociados por ello, cuando existe una alteración se rompe abruptamente su cercanía ocasiona una tormenta geomagnética.

Algunas veces, el Sol presenta alteraciones abruptas muy localizadas, las cuales involucran tanto el material del que está hecho y su campo magnético. Una forma muy común de identificar una tormenta solar es cuando la estrella explota en llamaradas, erupciones y fulguraciones solares, entre otros fenómenos. Ello, según informó Camilo Buitrago-Casas, magíster en Astronomía por la Universidad Nacional de Colombiaespecialista en la materia.

Por tal motivo, los dispositivos desarrollados por SpaceX desplegados el jueves 3 de febrero de 2022 se vieron significativamente afectados por una tormenta geomagnética. Las tormentas solares también afectan la atmósfera, alterando su temperatura y densidad, lo que ocasiona un aumento en la altitud a la que operan los Starlink.

El cambio de altitud ocasiona un aumento en el arrastre atmosférico del 50% en comparación a lanzamientos anteriores, orillando a los ingenieros a operar los satélites Starlink en modo seguro. En otras palabras, los dispositivos lanzados no pudieron alcanzar su órbita adecuada alrededor de la Tierra, debido a esto quedarán desintegrados con la atmósfera en algún lugar antes de alcanzar su destino.

Un primer análisis realizado por los ingenieros de SpaceX reveló que el aumento de la resistencia a las bajas altitudes impidió a los Starlink alcanzar su objetivo impidiendo su elevación de órbita. Además, afirmaron que los dispositivos no representan ningún riesgo de colisión con otros satélites, pues no crean desechos orbitales al reingresar a la atmósfera.

Para varios especialistas de SpaceX, las tormentas solares son el principal enemigo de los Starlink, ya que en varias ocasiones se ha captado el desplome de estos dispositivos a la Tierra. Estas caídas no son un hecho aislado, regularmente, los satélites (no solo los de SpaceX) se salen de su órbita para reducir a cero los choques con otros satélites.

Hasta el momento, la firma espacial tiene la intención de minimizar la resistencia en los satélites Starlink a fin de evitar más daños y protegerse de otra tormenta solar en las siguientes semanas. SpaceX cuenta con 2 mil satélites en órbita y perder 40 en comparación a los 12 mil que desea lanzar en 2022 no representan problema para sus planes a corto plazo.

Exit mobile version