Trey Hendrickson y Aaron Donald, duelo paralelo al de los mariscales

0
76
Fotografía de archivo de Aaron Donald. EFE/EPA/Peter Joneleit

Redacción Deportes, (EFE).- El ala defensiva de los Cincinnati Bengals, Trey Hendrickson, y el liniero de Los Ángeles Rams, Aaron Donald, insinúan un duelo paralelo tan intenso como el que deben protagonizar sus mariscales de campo en el partido por el Super Bowl LVI que se jugará este domingo.
Los Ángeles Rams y los Cincinnati Bengals disputarán el trofeo Vince Lombardi en el SoFi Stadium en Inglewood, California.
Hendrickson, de 27 años, llegó en 2017 a la NFL fichado por los New Orleans Saints, con los que permaneció cuatro temporadas y ahora cumple su primera temporada con los Bengals.
Hendrickson, quinto con más capturas en el año: 14, se ha declarado feliz con su labor defensiva, aunque a la vez sabe que ésta genera menos protagonismo que los hombres de ataque.
“No hay nada que se le acerque a realizar una captura. Van a decir que lograr una anotación es lo mejor, pero están equivocados. No hay nada como capturar mariscales de campo”, expresó el ala defensiva de los Bengals, quien acumula 34 tacleadas en la temporada.
La presión constante que ejerce el portador del número 91 de Cincinnati ha sido como un sello de su estilo en los ‘playoffs’, en los que suma 2.5 capturas y seis tacleadas.
Ahora intentará atrapar al pasador de los Rams, Matthew Stafford, quien fue capturado 30 veces en la temporada regular y cinco veces en los ‘playoffs’.
El primer antagonista de Hendrickson en Los Ángeles Rams es Aaron Donald.
De 30 años, el liniero fue seleccionado en el puesto 13 de la primera ronda del ‘Draft 2014’ por los Rams, el único equipo con el que ha jugado y con el que perdió el Super Bowl LIII ante los Patriots.
Donald consiguió 12.5 capturas en la temporada regular, bloqueó cuatro pases, provocó cuatro balones sueltos y obtuvo 84 tacleadas. En la postemporada tiene 1.5 capturas y nueve tacleadas.
El liniero de los Rams buscará explotar la evidente debilidad de la línea ofensiva de los Bengals, la peor a la hora de proteger a su pasador, Joe Burrow, que permitió 51 capturas en la temporada y 12 en la postemporada.
Donald prometió a los aficionados de Los Ángeles, en la final de la Conferencia Nacional en la que vencieron a los 49ers, que conseguirá el anillo de campeón de la NFL.
“Es para lo que he trabajado, para estar en esta posición y ganar. Es una bendición estar aquí y ser campeón es algo que quiero lograr”, declaró.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here